Difícil tarea ayudar a niños en problemas

Kassandra Martínez
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Por el contexto en el que viven las familias, Anuar Fernández director del Dif Municipal, catalogó como difícil el acercamiento con los padres de familia para tratar a los niños, tras identificar algún problema en ellos. Señaló que es necesaria su autorización para darles tratamiento.
Debido a que el protocolo que se debe de seguir para brindarle ayuda a un menor de edad, se inicia con una entrevista, seguido de una visita domiciliaria, la labor de persuasión con los padres de familia, es ardua.
El director dijo que en ese proceso, si los padres tienen a bien el acceder, se le da agilidad al tratamiento del menor de edad, de lo contrario, se sigue haciendo el trabajo de persuasión.
Sin embargo, señaló que el convencimiento es difícil, sobre todo en el crear conciencia de los papás, pues se mantienen con la idea de que su entorno y las situaciones.
“Es muy difícil crear conciencia en los padres de familia, porque ellos piensan que dentro de la situación que están viviendo, no les causa daño… se les hace ver que hay daño a un tercero que es su hijo”, mencionó.
Y es que tras detectar algún problema, es necesario que el menor reciba atención psicológica y se pueda erradicar el conflicto que ha desarrollado el niño o la niña identificada.
Asimismo, hizo hincapié en que tras hacer el diagnóstico y de que los tutores accedan a el apoyo para el menor, los especialistas siempre están en acompañamiento hasta que se dé de alta al paciente.
Finalmente, el responsable del DIF recomendó a los padres de familia, tener cuidado de sus acciones y palabras, debido a que hay afectaciones indirectas, lo cual podría desencadenar en problemas familiares más agudos.