Celebra Iglesia la Santísima Trinidad

Kassandra Martínez
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Con dos mensajes que dirigió en su homilía a los creyentes, el sacerdote Andrés Juan Hernández, englobó que es necesario hacer oración para ser mejores personas, padres de familia y estar en gracia con el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.
Debido a que la Iglesia católica conmemoró a la Santísima Trinidad este domingo, fecha que se empalmó con el festejo del Día del Padre, la autoridad eclesiástica en el municipio, se centró en ambas celebraciones para dirigir unas palabras a los asistentes a la misa dominical.
En primera instancia, hizo hincapié en que la Trinidad, se refiere a tres seres que han contribuido al bien de la humanidad: el Padre, quien es el creador; el hijo, que es Jesucristo, el Salvador y el Espíritu Santo, que es el santificador.
De igual forma, destacó que es necesario el arrepentimiento del hombre para que la misericordia que Dios otorga a quienes quieren cambiar, sea plena, “en esta celebración tenemos que adorar a la Santísima Trinidad… acudamos a Dios, para refugiarnos en él”, dijo.
Asimismo, consideró como errada la creación de ídolos por parte del hombre, como es el caso de la ambición, la fama, el poder y de otras figuras como la Santa Muerte.
“Es mejor pedir perdón a Dios, al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo porque él nos ama, si no nos amara, no nos hubiera enviado a su hijo para que lo colgaran en la cruz”, dijo.

Pide ser guías de bien
Por otra parte, el sacerdote, dirigió unas palabras a quienes son papás y aprovechó para felicitarlos y puntualizó que la mejor herencia que pueden dejar no es lo material, sino transmitirles la fe.
“Hoy, rendimos un homenaje a ustedes papás… ojalá que sea una dicha para ustedes el serlo porque Dios, les ha dado la dicha de ser padres de uno o varios hijos pero no para presumirlos sino para guiarlos a Dios”, les dijo.
También, mencionó que es necesario que hablen siempre con la verdad aunque les duela y sea cruda, y si no, pues conforme van creciendo, se les enseña a mentir a sus hijos.
Habló de la fidelidad en el matrimonio, pues ponerla en práctica representa menos problemas para la familia que han formado, pues a pesar de que no se diga abiertamente, se dan cuenta de lo que sucede en su entorno.
Finalmente, el religioso dijo que es necesario honrar a sus papás y el mejor regalo que le pueden dar, es el orar por él para su porvenir.