Desplaza modernidad a 20 mil trabajadores

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

La modernización de la industria ha provocado la pérdida de 20 mil empleos en la zona de Orizaba, dio a conocer el líder obrero, César Silva Reyes, quien detalló que la automatización redujo drásticamente la plantilla laboral de las empresas en el 2000.
Explicó que el Tratado de Libre Comercio con el Gobierno de Carlos Salinas de Gortari en 1990, obligó a la automatización, pues una de las condicionantes para participar en ese tratado fue aumentar la productividad que demandaban estos países.
“Esto obligó a muchos empresarios a comprar maquinaria más moderna que desafortunadamente desplazó a la mano de obra”, dijo.
Fábricas que anteriormente tenían 5 mil trabajadores, como las textileras o la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma, Kimberly Clark, Fermex, Proquina, tuvieron que reducir su plantilla laboral y sustituirlas por maquinarias.

Aumenta producción
“La automatización es obligada para tener mayor producción, menos costo de mano de obra y menos capital de inversión en nómina, y desafortunadamente se va desplazando la mano de obra de la gente que tiene especialidad, que está preparada y capacitada, pero que ya no están requerida”, comentó.
Ahora el sistema de producción lo opera un solo individuo a través de un módulo robotizado. Y es una sola persona quien controla todo el sistema de producción.
Lamentó que se desperdicie mucha mano de obra; otra consecuencia que trae la automatización es que abarata la mano de obra, menos mejor pagada porque ya no se paga como especialista sino como un operario común y
corriente.
Tras la firma del Tratado, en la zona las primeras afectaciones se empezaron a ver en 1995 con la desaparición de la industria textil que no logró modernizarse y con la cual se perdieron cerca de 6 mil empleos.
Para el año 2000 esta automatización se agudizó y se perdieron más empleos de fábricas y empresas que empiezan a modernizarse.
Uno de esos ejemplos es la Cervecería, donde había poco más de 5 mil operarios, y ahora tienen una plantilla de 800 empleados.
La automatización de los procesos a nivel nacional ha cobrado miles de empleos, un ejemplo claro son las fabricas ensambladoras de automóviles quienes ya no ocupan mano de obra humana, ahora se dedican a construir en línea de ensamblaje. Antes ocupaban soldadores, mecánicos, eléctricos; y ahora son robots los que hacen todo de manera sistemática.
Jubilaciones y despidos
Una empresa que entra en el proceso de modernización, explicó, primero invita a sus trabajadores más antiguos a adelantar su jubilación; mientras aquellos con menos antigüedad son despedidos.
En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) señala que los sistemas educativos deberán reinventarse para garantizar que las futuras generaciones puedan desarrollar las habilidades que demandará el mercado laboral, pues estima que a escala global al menos 30 por ciento de los empleos podría automatizarse para 2030, lo que impactaría a 375 millones de trabajadores en el mundo.