‘Pega’ inseguridad a matrícula de UPV

Lucy Rivas A.
El Mundo de Orizaba

Nogales.- Docentes y alumnos de la Universidad Pedagógica Veracruzana (UPV), temen desplazarse al municipio de Ciudad Mendoza por la inseguridad que se vive día a día; y a la fecha algunos han sido víctimas de robo de pertenencias, motivo por el que han desertado de las aulas.
El director del Centro Regional de la UPV de Ciudad Mendoza Juan Alberto Flores Rosales, reconoció que en la entidad existe un clima de violencia generalizado, que se ha apoderado de todo los municipios y que le está pegando con fuerza a las instituciones educativas, sobre todos de Nivel Superior.
“En el Centro Regional de la UPV Mendoza, hemos tenido casos de jóvenes que han sido secuestrados, extorsionado y ha habido alumnos que han tenido que retirarse de las aulas por la amenaza en contra de sus familiares”.
Es una situación que ha lastimado a la matrícula escolar, “muchos de ellos prefieren no decirnos la razón, las causas o los motivos por los cuales desertan, prefieren guardarlo en secreto”.
Hay alumnos de Tehuipango, Astacinga, Tlaquilpa, Atlahuilco, Tequila, Los Reyes, Zongolica y son los que han padecido alguna situación, Mendoza Nogales, Río Blanco, Orizaba no escapan de esta terrible violencia.
“No tengo exactamente un porcentaje fidedigno de cuántos alumnos, hemos notado que en las aulas, por lo menos de 30 alumnos, 4 o 5 compañeros se ausentan durante el semestre por esos motivos, han sido muy discretos y reservados para decirnos la causa pero nos hemos enterado de las incidencias”, expresó.
Han hecho gestiones para brindar seguridad a alumnos, pero como provienen de diferentes medios geográficos es difícil brindar la protección.
“Esto rebasa a las autoridades y fuerzas del orden, los alumnos se trasladan de 4 ó 5 de la mañana para llegar 6:30 a Mendoza, a esa hora es muy difícil brindarles protección y seguridad, y cuando salen a las 6:30 a 7 de la noche también es una hora muy difícil”.
Han implementado un Plan de Apoyo para la protección mutua de los estudiantes, en donde juntos buscan estrategias para la seguridad.
“En Veracruz se vive un clima descompuesto de inseguridad, por eso se pide que la vigilancia se refuerce, y no sólo para los estudiantes de la UPV, sino para toda la sociedad vivimos en la zona, pues hay inquietud, temor, miedo y pánico salir a las calles, y sólo se pide que nuestros hijos o estudiantes retornen a casa a salvo o lleguen a salvo a la escuela”.