Orizaba, ciudad con sabor

Redacción

La gastronomía orizabeña es muy variada, sin embargo, existen antojitos que además de ser representativos de la ciudad, tienen rasgos distintivos y fundamentales que solo las cocinas orizabeñas pueden brindar, tal es el caso del chileatole, las memelas, picaditas y los famosos pambazos.
“Orizaba es una de las ciudades con mayor tradición culinaria, es el resultado de la fusión de ingredientes prehispánicos con costumbres y condimentos incorporados por los españoles con su llegada”, menciona el historiador Armando López Macip.
Nuestra gastronomía fue adquiriendo unos rasgos del gusto de la gente y se le fueron agregando algunas especies que trajeron del viejo continente, mezclándolos con las hiervas que usaban nuestros antepasados, logrando de esta manera crear platillos exquisitos y únicos, argumenta.
El chileatole es uno de los platillos más emblemáticos de la ciudad, tanto que en el año 1996 se realizó en Expori un Record Guinness de este producto, existen varias presentaciones que rodean al chileatole, sin embargo, el verde con chito y rojo con camarón son los clásicos.
El mole verde, tesmole de panza, pipián, garnachas, memelas de frijol, picaditas, tamales, chayotes y pambazos también forman parte de la gran cultura gastronómica que rodea a Orizaba.

Memelas panteoneras

Yolanda Sánchez Morales, tiene diez años dedicándose a vender las famosas “memelas panteoneras”, este nombre tan inusual lo adquiere debido a que el lugar donde se encuentra su local esta a un lado del panteón Municipal Juan de la Luz Enríquez; éste fue puesto por sus mismos consumidores quienes identifican sus memelas con este apodo tan peculiar.
“Yo lo aprendí de mi suegra, ella fue quien me enseñó a hacer las memelitas, después de eso yo las comencé a preparar”, mencionó Yolanda dueña de los antojitos viviana.
Sus memelas tienen diferentes tipos de preparación, las salsas que las acompañan pueden ser roja, verde, macha y guacamole la especialidad de la casa y una de las más pedidas por sus clientes, llevan nopales, queso, cebolla y chicharrón, aunque también las pueden pedir con un huevo hervido o bistec asado.
Yolanda asegura que ser las preferidas de los orizabeños no ha sido nada fácil, durante los diez años que lleva vendiendo ha ido perfeccionando su técnica y sobre todo su sazón, razón por la cual se han logrado posicionar como las preferidas.

Chileatoles El Güero

Miguel Pacheco Hernández es dueño del local “El Güero”, en donde lleva 33 años vendiendo chileatoles y elotes, cuando inició solo vendían esquites y poco a poco fueron incorporando los elotes y chileatoles.
Una de las razones por las cuales se han posicionado como los elotes favoritos de los orizabeños, es la atención y sobre todo la calidad ya que todos los productos que venden son frescos y si llega a quedar algo de producto de las ventas diarias no lo traen al siguiente día por cuestiones de higiene.
Su jornada laboral inicia en la mañana con la visita al mercado para comprar todos los ingredientes que requiere para posteriormente en casa iniciar con la elaboración de ellos, el tiempo que tarda es aproximadamente de dos a tres horas.
En su local también podemos encontrar los famosos pambazos orizabeños, estos los llevan vendiendo hace aproximadamente diez años, sin embargo, han tenido una gran aceptación por parte de los comensales; existen diversas formas de prepararlos, ellos los hacen rellenos de frijoles con longaniza, queso, mayonesa y lechuga.