Nacen lobos en Museo del Desierto

El Museo compartió en redes sociales imágenes de las tres crías. Foto: Agencia Reforma.

Agencia Reforma

Saltillo.- El Museo del Desierto anunció el nacimiento de tres crías de lobo gris mexicano.

Los lobeznos, dos machos y una hembra, nacieron en abril de este año de una pareja llegada al Museo del Desierto en 2018.

Arturo González, Director General del Museo del Desierto, informó que desde el 2014 que les asignaron la primera pareja de lobos han logrado 14 nacimientos; uno en 2015, cinco en 2016, cinco más en 2017 y estos tres del 2019.

“Hace 15 años solamente existían nueve individuos en todo el planeta de lobo mexicano y gracias a que se puso atención, que se formó esta comisión binacional México-Estados Unidos, y se vio que genéticamente había una esperanza de salvarlos, es que se ha logrado que, aunque aún no sale del libro rojo de la extinción, ya está en una vía que permitirá que no desaparezca”.

Fernando Toledo, director de Fauna del Museo del Desierto, dijo que hace dos años había 281 ejemplares de lobo gris mexicano en instituciones de México y Estados Unidos, y la meta era llegar a 300 al final del 2018.

“Ayer recibí el plan para este año y superamos la meta, ahorita hay 311 lobos fuera de su hábitat, en instituciones”.

Los lobeznos han sido alimentados según el reglamento binacional, y fueron integrados al programa de medicina preventiva al que están sujetos todos los miembros de la especie.

Producto de la reproducción en instituciones, se han liberado 114 ejemplares en reservas de Estados Unidos y 25 en México, en la zona de Cananea, Sonora.

Arturo González dijo que, gracias al éxito en la reproducción del lobo gris mexicano, (Canis lupus baileyi), el Museo del Desierto espera expandir las áreas de reproducción.

Dijo que en el proyecto del Museo del Desierto para Cuatrociénegas podrían establecer un área de reproducción y un área de “preliberación” para que los lobos comiencen a andar al aire libre.

Adicionalmente, el Rector de la Universidad Autónoma de Coahuila, Salvador Hernández Vélez, dijo que gestionará destinar un área del Campus Arteaga, junto a la sierra de Zapalinamé, para reproducción de la especie, ya que la mascota de la Universidad es el lobo.

Además de los lobos, el Museo del Desierto albergó en estos meses la reproducción de tres ejemplares de Borrego Cimarrón, especie sujeta a protección; de 10 Perritos de la Pradera, especie en peligro de extinción; seis Pecarís de Collar y cuatro ejemplares de víbora de cascabel de las rocas.