Un Veracruz atroz

EMBARCADERO:
Esta noche medio millón de habitantes de Veracruz se acostarán sin cenar según datos del Inegi y Coneval… Este día, uno de cada 3 paisanos habrán llevado el itacate y la torta a casa de la vendimia en el changarro callejero vendiendo picadas y gordas y café negro… Miles de niños en las regiones indígenas, quizá campesinas, de norte a sur y de este a oeste se habrán quedado dormidos en el pupitre en el salón de clases por el hambre mítica, legendaria e histórica que arrastran, las tripas chillando, vacío el estómago…

ROMPEOLAS:
Esta noche, una parte sustancial de los niños y mujeres y jóvenes de Veracruz “irán a la cama sumidos en la pobreza” y la miseria que arrastran desde todas las noches del tiempo en una tierra pródiga en recursos naturales pero en donde 6 de los 8 millones de paisanos habitan en la jodidez, atrapados entre la espada y la espada… Esta noche, en miles de hogares prenderán la vela ante la estampida de la Virgencita de Guadalupe para rezar un padre nuestro por el hijo, el madre, la madre desaparecida y asesinada y sepultada en la fosa clandestina…

ASTILLEROS:
Este día, la mitad de la población y una tercera parte de la otra mitad de Veracruz sentirá sus corazones rotos viviendo en ciudades rotas y arrastrando sueños rotos en la desesperanza y el desencanto social… Esta noche, diez de cada diez personas se acostarán con la esperanza de amanecer con vida en los pueblos que habitan, temerosos de un asalto, un secuestro, una bala perdida… Este día, miles y miles de jarochos (que así le llama en la Ciudad de México a Veracruz, estado jarocho) seguirán buscando empleo, pero además, un empleo digno, con un salario digno pagado con justicia social y con las prestaciones sociales, económicas y médicas establecidas en la utópica Ley Federal del Trabajo…

ESCOLLERAS:
Esta noche, miles de mujeres y hombres saldrán a las calles y avenidas y a los parques públicos y a los bulevares y malecones a vender su cuerpo como una medida atroz para llevar el itacate y la torta a casa… Pero también, decenas de madres de familia con niños enfermos de cáncer, pero también enfermos de VIH seguirán esperando que el gobierno de Morena les haga llegar el apoyo oficial para su medicina, pues se trata de un par de males casi casi incurables y con medicamentos caros, demasiado caros…

PLAZOLETA:
Este día, las doscientas familias que concentran el 60 por ciento de la riqueza estatal verán aumentadas sus ganancias y sus cuentas bancarias, y en contraparte, la desigualdad social, económica, educativa, de salud y de seguridad, y de desarrollo humano del grueso de la población se estrellará con pared en un peor muro que el de Donald Trump y/o el legendario muro de Berlín… Y este día, también, caminará con el riesgo de que de igual manera como ha sucedido antes, un jarocho desesperado por el desempleo se quite la vida…

PALMERAS:
Este día, cientos, miles quizá de madres y padres de familia dejarán todo para seguir buscando a sus hijos y parientes desaparecidos, quizá rastreando pistas en las fosas clandestinas descubiertas hasta ahora en un Veracruz donde cada vez siguen apareciendo más camposantos privados… Este día será un día más para desencantarse de la generación política en el efímero poder sexenal, todos, mesiánicos, ofreciendo un mundo mejor y “tomando el pelo” a la población, iluminados, enviados de Dios, soberbios, frívolos y petulantes que se creen porque ocupan un cargo público… Es el Veracruz de Cuitláhuac García…

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz