Protestan padres; cierran carretera

Jessica Ignot
El Mundo de Orizaba

Zongolica.- Padres de familia de la escuela primaria Enrique C. Rébsamen de la comunidad Palapa en la Sierra de Zongolica se manifiestaron bloqueando la carretera Zongolica-Comalapa, a la altura de la comunidad Paso del Águila y La Granja, con rumbo a San Sebastián-Córdoba.
Exigen atención inmediata a la escuela debido a que hace años hubo sismos y hace un mes un derrumbe afectó sus instalaciones y no han sido atendidos ni apoyados para mejorar la infraestructura.
Los padres de familia argumentan que las condiciones de sus instalaciones ponen en riesgo a los alumnos.
Debido a que autoridades locales y estatales les han hecho promesas que no han cumplido; ante la necesidad de seguridad que tienen para sus hijos decidieron bloquear el camino en espera a que las autoridades respondan.
Desde temprano, padres de familia bloquearon el camino con cuerdas, cartulinas y piedras; dijeron que no van a ceder hasta que autoridades atiendan sus peticiones.
“Exigimos que vengan funcionarios de la Secretaría de Educación para vengan a atender la situación, los niños están en riesgo, pues la escuela está muy dañada”.
Debido al daño que enfrentan las instalaciones, a los niños les imparten clases en espacios como una cocina y en cuartos de la iglesia.
Los padres exigen la pronta intervención de las autoridades de la Secretaría de Educación para mejorar las instalaciones de la escuela y que los estudiantes dejen de estar en riesgo.

Exigen además
peritos certificados
Demandan que se realice un estudio certificado de mecánica de suelo y estabilidad de ladera, pero que sean peritos certificados, con el fin de conocer si la escuela puede continuar donde que se encuentra, pues un dictamen anterior señala que la escuela está en un lugar no adecuado para escriturar.
“Vinieron a ver y ni siquiera hicieron nada, y con solo ver hicieron el dictamen, nosotros necesitamos fundamentos y necesitamos que le den agilidad a esos estudios y que también el gobierno se haga responsable de ello, nosotros no tenemos recursos para pagar esos dictámenes y la verdad es que ya hemos gastado demasiado”.
Dijeron que el 14 de junio de 2017 debido a la tormenta Calvin, tuvieron que dejar la escuela y estuvieron un año refugiados en la iglesia en condiciones inadecuadas, ahora que regresaron les dicen que no pueden permanecer en el plantel y que tienen que salirse y no hay donde comenzar el ciclo escolar.
“Decidimos cerrar la carretera porque no nos hacen caso, ya tenemos varias visitas a Xalapa, a la Secretaría de Educación, Espacios Educativos y resulta que no nos pueden atender o no nos agilizan porque tenemos un problema, la escritura como tal que nos hace falta no ha salido, se ha detenido mucho y lo que pedimos es que se agilice ese proceso”.
Aunado a todo ello afirmaron que les llegó un recibo de luz “extravagante” e “impagable” con una tarifa de 9 mil 836 pesos, que no pueden pagar y que no se explican porque ni las computadoras usan debido a que están descompuestas.