Alertan peligro por época de lluvias

Raquel Hernández G.
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Son alrededor de seis casas que están en riesgo, ya que se encuentran asentadas cerca de las barrancas, mencionó Protección Civil, cuyo titular expuso que en esta temporada de lluvias, los habitantes tienen que estar prevenidos para cualquier contingencia.
Después de varios recorridos que realizó el personal de Protección Civil por los diferentes barrios del municipio, detectó asentamientos irregulares, los cuales en esta temporada de lluvia se encuentran en riesgo.
Francisco Rodríguez Bautista, director de Protección Civil, mencionó que hay áreas federales, las cuales están habitadas y son consideradas zonas de alto riesgo, tales como las viviendas que se encuentran cerca de las barrancas, vías de tren, en ductos de Petróleos Mexicanos, cables de alta tensión y en las faldas de cualquier cerro.
Ante esto, señaló que en la zona se han detectado seis viviendas que están en peligro, pues no respetaron la distancia permitida que es de 20 metros, que sirve para evitar daños en la vivienda.
Comentó que con las fuertes lluvias que se han presentado, las familias que viven cerca de las barrancas, deben de estar preparadas para una contingencia, pues el flujo de agua sigue su cauce natural, el cual ha sido eliminado por las construcciones.
“Si las familias saben que su casa está en una zona de riesgo, en esta temporada deben de mantener monitoreada la creciente del agua, para poder hacer una evacuación a tiempo”, expresó.
En el barrio de Jonetlán, San José, San Sebastián, San Nicolás, es en donde más casas se han encontrado que están en una zona de riesgo, sin embargo, las familias no se dan cuanta del peligro en el que se encuentran.
Finalmente, el entrevistado, exhorta a la población a estar preparados en cualquier tipo de contingencia, así como a tomar las medidas necesarias si viven en zonas de riesgo.

¿Qué hace la autoridad?
Rodríguez Bautista señaló que una vez detectado el problema, primero se realiza una notificación de manera verbal con el dueño de la casa, donde se les informa el peligro en el que se encuentran y se les hace la recomendación necesaria.
Posteriormente se les hace de su conocimiento de manera escrita, donde se les menciona que están en un asentamiento irregular y por su seguridad, se deben de reubicar.
Agregó que en caso de no atender las indicaciones y sufrir algún daño mayor en su vivienda, en ese momento, evacuan a la familia y se les ofrecen un refugio temporal.