Acusan taxistas acoso de Tránsito

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Decenas de ruleteros exigieron la salida de Marco Antonio Galicia Bernabé de la subdirección de Tránsito municipal, bloqueando el primer cuadro de la ciudad la mañana de ayer.
Fueron alrededor de dos horas que mantuvieron tomado el tramo de la calle 1 a la 5, por la avenida 1, mientras se mantenía el diálogo entre autoridades municipales e inconformes.
Los ruleteros acusaron ser objeto de abusos de elementos de Tránsito, además, aseguraron que les aplican multas injustificadas y en ocasiones les retiran la unidad.
El líder de la coalición de Taxis de Córdoba, Jesús Rivera García, señaló que piden una reunión con la alcaldesa Leticia López Landero y de no haber respuesta volverán a tomar las calles.
Poco antes de las 14:00 horas y hasta cerca de las 16:00 ruleteros se apostaron sobre la avenida 1, del tramo de la calle 1 hasta la calle 5, por lo que automovilistas buscaron rutas alternas.
Rivera García relató que realizaron la movilización luego de que un elemento de Tránsito municipal y un empleado de grúas le recogieron una unidad a un taxista por una supuesta obstrucción de la vialidad a mediodía en el centro de la ciudad.
“Se descompone un taxi a la altura de la calle 21, entre avenidas 3 y 5, lo revisan para saber del por qué está descompuesto y llega la grúa y lo engancha y lo sube. Llegamos nosotros en apoyo para decir que se esperen y pedimos que den una tolerancia para ver si lo podemos mover, empujar o algo y no. Suben el taxi a la grúa y nos dicen que somos lacras y revoltosos”, denunció el dirigente.
Sostuvo que hubo una provocación por parte del personal de Tránsito, por lo que decidieron tomar las calles como medida de protesta ante los abusos que han padecido desde hace dos meses.
Durante el bloqueo arribaron las autoridades municipales, José Luis Salmerón como representante de la alcaldesa y el director de Tránsito municipal, Abner Clairgue Sosa, quienes dialogaron con una comitiva de ruleteros en Palacio municipal, pero no hubo arreglo.
Clairgue Sosa expresó que los inconformes tienen el derecho de expresar su queja ante Contraloría, por lo que podría haber sanción o remoción a quien acusan; negó que el problema sea por falta de capacitación de su personal.