Requieren apoyo para Dispensario Parroquial

Kassandra Martínez
El Mundo de Tecamachalco

Acatzingo.- Aunque la cantidad de gente que llega a solicitar sus servicios es menor, el Dispensario Parroquial de Acatzingo sigue apoyando a personas de la tercera edad y de escasos recursos, por lo que las Voluntarias de la Caridad al Servicio de los Enfermos, pidieron la colaboración de la ciudadanía para seguir cumpliendo con su encomienda.
El papel que ha desempeñado el dispensario desde su fundación, ha sido crucial y marcado a las familias más vulnerables del municipio, por lo que actualmente hay ciudadanos que siguen recurriendo a ese espacio para recibir algún tipo de ayuda.
Sin embargo, con el paso del tiempo, han ido en aumento las necesidades internas que tienen que cubrir, debido a que el apoyo que ya reciben las Voluntarias de la Caridad al Servicio de los Enfermos, ya no es el mismo.
Por ello, María Inés Mendoza, una de las encargadas del centro de ayuda, mencionó que requieren del apoyo de la ciudadanía para que se pueda continuar con la labor, ya que lo que recaudan mediante las actividades que realizan, no es suficiente para el pago de sus requerimientos, pues otorgan apoyo a más de 200 personas de forma mensual.
Asimismo, dejó en claro que las personas que se encuentran ahí, son voluntarias y han consagrado su vida al servicio, en otras palabras, nadie les extiende un salario para que estén ayudando a los que requieren apoyo.
“Somos seis personas las que aquí estamos pero tres son estudiantes, entonces de planta, solamente somos tres las que estamos atendiendo a quienes llegan con algún pedimento como es el caso de alimentos, medicamento o consultas médicas”, mencionó.
La entrevistada, indicó que lo que más requieren es efectivo, ya que hacen la compra de medicamentos de personas de la tercera edad, otorgan desayunos a gente de escasos recursos y en ocasiones pagan servicios de traslados de ambulancias; otro de los requerimientos es la donación de productos para despensa, como es el caso de arroz, frijol, avena, aceites, etcétera, pero que estén en buen estado.
“Si nos puede apoyar la ciudadanía, sería con donativos ya sea en efectivo o en especie… en el caso de las cosas de despensa, lo ideal sería que nos trajeran cosas que no estén caducas, porque nos han llegado a traer alimentos en malas condiciones”, manifestó.
Finalmente, dijo que si también hay personas que se quieran sumar a la agrupación de las voluntarias, pueden hacerlo; los únicos requisitos que se necesitan es que sean mayores de edad y que tengan la vocación del servicio.