Racionan agua ante escasez

Sergio Arcos
El Mundo de Córdoba

Fortín.- La escasez de agua en la colonia Cardenista se ha agudizado, debido a que su consumo aumentó, pero la distribución no, por lo que tienen que racionarla o buscar que en alguna zona aledaña se las proporcionen.
Pobladores señalaron que el intenso calor los ha obligado a consumir más líquido; actualmente reciben del Ayuntamiento 20 mil litros de agua a la semana, cuando el consumo es de 40 mil, por lo que se han visto en la necesidad de racionarla y tener que conseguirla en colonias aledañas.
Los niños y adultos mayores son los más afectados con la falta del líquido, ya que el intenso calor los obliga a consumir el agua sin previa cloración, lo que también ha traído infecciones estomacales, otros más invierten en la compra de garrafones con agua para consumo.
“Es complicado no tener agua, apenas pedimos apoyo al Ayuntamiento para que se pusiera una toma comunitaria y de ahí pudiéramos tomarla, pero se negaron y nos dijeron que mandarían una pipa a la semana con mayor capacidad”, dijo uno de los afectados.
Añadió: “lo cierto, es que el agua que nos dan, no alcanza para cubrir todas las necesidades de la gente”.
Mencionaron que habían pensado en la posibilidad de excavar para realizar pozos artesianos, pero se han visto imposibilitados, debido a la existencia de fosas sépticas que mantienen contaminados los mantos acuíferos y se ven en la necesidad de salir a conseguirla o recolectarla en cubetas y tambores.
Describieron que el agua obtenida del Ayuntamiento la utilizan para labores domésticas, ya que al mantenerla por varios días almacenada, se contamina y ya no es apta para el consumo humano.
Algunos lo han hecho y ya han presentado infecciones estomacales como diarreas, “aquí nos urge una toma de agua comunitaria, tenemos a escasos metros un tanque que distribuye agua de Tetla, pero no nos quieren dar, eso sería lo más fácil; aquí la gente está comprometida a apoyar para que se ponga y no suframos por agua”, dijo Rosalino, vecino de este lugar.
Las familias que radican en la colonia Cardenista apenas cuentan con la mitad de agua que requieren para las labores en sus hogares y el aseo personal, por lo cual deben acarrear con cubetas el agua faltante, con vecinos de colonias aledañas.