Secuestran a estudiante

De La Redacción

Amatlán.- Un menor de edad, estudiante de secundaria e hijo de un empresario transportista de Amatlán, fue privado de su libertad ayer en la mañana en la localidad Puente de Oro, por cuatro hombres armados, quienes se lo llevaron en un taxi que había sido robado minutos antes.
El menor de 13 años de edad, J.V.P, con domicilio en la comunidad Cacahuatal, fue obligado a bajar por sus captores, del autobús donde se dirigiría a su escuela en Peñuela. El plagio ocurrió sobre la carretera federal Córdoba-Veracruz a la altura de la localidad de Puente de Oro. Hasta el cierre de esta edición se desconocía el paradero del secuestrado.

Golpean y atan
a taxista
Alrededor de las 7:30 de la mañana, José Leobardo Amador, chofer del taxi, llegó a la Comandancia de Policía de Amatlán, para reportar el robo violento de la unidad 1947 en Puente de Oro.
El taxista manifestó que cerca de las 6:00 horas un sujeto lo abordó sobre el bulevar Córdoba-Peñuela, a la altura del Hospital General de Córdoba (antes Civil Yanga), pidiéndole una “carrera” a Puente de Oro.
Al llegar a su destino, cerca de un camino de terracería, cuatro sujetos más lo sorprendieron obligándolo a bajar de la unidad; el chofer fue maniatado y golpeado en varias ocasiones.
Cuatro de los sujetos abordaron el taxi y se retiraron del lugar, mientras que uno de ellos permaneció vigilándolo durante una hora, calculó el taxista.
Después de ese lapso, los delincuentes regresaron al camino de donde permanecía el taxista, abandonaron la unidad y escaparon. Como pudo, el chofer se desató y de igual modo, abandonó la unidad y se dirigió a la comandancia de policía de Amatlán para reportar lo sucedido.

El rapto
Cerca de las 8:00 horas, elementos Ministeriales fueron alertados de la privación de la libertad de un menor de edad, presuntamente a bordo del taxi 1947. El padre del estudiante fue entrevistado por los Ministeriales, pero en redes sociales circuló la versión de que presuntamente éste había sido bajado de un autobús en el que viajaba por sujetos armados.
Las autoridades correspondientes tomaron conocimiento de lo sucedido y el asunto fue conducido con estricto hermetismo, debido a lo delicado de la situación.
Hasta el cierre de esta edición se desconoce el paradero del menor de edad, así como también del taxi en el que fuera secuestrado.