Exigen habitantes ‘Policía de Cuadra’

Sergio Arcos
El Mundo de Córdoba

Fortín.- Habitantes de la cabecera municipal manifestaron su preocupación por los hechos de violencia que se han suscitado en los últimos días en la región, así como los constantes robos a los comercios, por lo que exigen se implemente la Policía de Cuadra.
Manifestaron que viven con temor después de los hechos violentos del pasado fin de semana, por lo que intentan tomar medidas de seguridad.
Explicaron que por las altas temperaturas mantenían abiertas las ventanas de sus hogares que dan hacia la calle, pero por el momento y después de esta situación han evitado abrirlas.
Añadieron que solo han visto la presencia de una patrulla estatal que recorre las calles, pero no observan a los ocupantes de esta bajarse y caminar en los alrededores de las zonas comerciales, “lo que pasó en el parque fue tan horroroso, estamos asustados, pero tenemos que seguir nuestra vida cotidiana, claro ya tomamos más medidas de seguridad para resguardar nos de algún hecho delictivo que pueda pasar”, mencionó Rodolfo, vecino de la colonia Centro.
Comerciantes señalaron que los recorridos de la Policía estatal les brinda seguridad, pero que apuntaron que requieren que a la par elementos resguarden a pie la zona, porque han sido presa de la delincuencia, “está bien el recorrido, pero necesitamos más policías que cuiden cerca de los negocios, algunos comercios ya los asaltaron y ni un policía está cerca cuando ocurre el robo”, relató el encargado de uno de los negocios del primer cuadro de la ciudad que omitió su nombre por temor.
Integrantes de familias que viven a los alrededores del parque lanzaron un exhortó a las autoridades municipales y estatales para reforzar la seguridad en este lugar y que esta sea permanente y no exclusivamente cuando se generan actos delictivos.
“Se ve más seguido una patrulla, pero así debería de ser todos los días y no solo cuando se reporta un asalto o una situación como la del fin de semana, queremos seguridad permanentemente”, finalizaron las familias preocupadas por los hechos delictivos, quienes agregaron que la vigilancia debe ser preventiva, no un despliegue después de un hecho.