Emerge AMLO como aliado de bancos

Foto Reforma

Agencia Reforma

CdMx.- Desde su elección en julio pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, nacionalista de izquierda se ha convertido en un aliado poco probable para los grandes bancos que buscan expandirse en México, destacó el diario The Wall Street Journal.

Él ha argumentado a favor de una regulación menos estricta, sugiriendo que los bancos pueden controlarse efectivamente.

Recientemente negoció un acuerdo para suavizar una propuesta de su propio partido Morena que habría eliminado muchas comisiones bancarias minoristas, una medida que habría costado a los bancos cientos de millones de dólares en ingresos, destacó el diario.

La publicación señaló que es un giro inesperado para un Presidente que ha presionado por un mayor papel gubernamental en una gran cantidad de industrias, especialmente la energía.

Su enfoque más directo de los bancos se debe a su creencia de que pueden ayudarlo a combatir la corrupción y avivar la economía de México.

Una mayor confianza en los bancos, según se piensa, conducirá a una reducción en la dependencia de los mexicanos de las transacciones en efectivo que no se pueden rastrear. Mientras tanto, un mayor acceso al sistema financiero podría dar un impulso a los mexicanos más pobres al traer más trabajadores a la economía formal.

López Obrador “tiene una tendencia innata a pensar que el mercado no es bueno”, dijo Alberto Ramos, economista en jefe para América Latina de Goldman Sachs Group Inc. “Pero a medida que pasa el tiempo y aprende más sobre diferentes industrias, Se ha suavizado un poco y se ha vuelto más pragmático “.

Para los bancos extranjeros, el acuerdo de comisiones diseñado por López Obrador se produjo en un momento crítico. Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Banco Santander y Citigroup Inc. se comprometieron colectivamente a invertir más de 3 mil millones de dólares en México, apostando a un mercado bancario poco desarrollado y el potencial de expansión económica podría impulsar el crecimiento de los ingresos.

El proyecto de ley de Morena propuso la eliminación de 17 comisiones comunes por servicios como la impresión de historiales de transacciones, adelantos en efectivo y pagos atrasados. El compromiso permite que los bancos sigan cobrando la mayoría de las tarifas, pero deben ampliar los servicios a la clase media de rápido crecimiento de México y ofrecer más acceso a productos financieros digitales.

“Si hay muchos bancos, habrá competencia, y los banqueros tendrán que ofrecer mejores servicios a los clientes, lo que hará que los costos y las comisiones bajen”, indicó López Obrador en una conferencia del sector bancaria en marzo.

Los bancos están planeando introducir una nueva “cuenta intermedia” para los mexicanos de clase media, con límites más altos sobre cuánto pueden depositar los clientes sin pagar tarifas. Los asesores del Congreso en México dicen que el banco central está diseñando reglas para estas cuentas.

“Todos participamos y decidimos que el mejor camino era más competencia, más inclusión”, señaló Luis Niño de Rivera, el nuevo presidente de la Asociación Bancaria Mexicana y miembro de la junta directiva de Banco Azteca de México.

Citigroup y otros también han trabajado con el Banco de México para crear un sistema llamado CoDi que permite a los usuarios pagar las compras minoristas utilizando un código QR en sus teléfonos móviles, sin cargos por transferencias de hasta 8 mil pesos. Está previsto que se despliegue a nivel nacional a finales de este año.

“Este gobierno quiere trabajar en conjunto para profundizar y ampliar el sistema financiero”, mencionó Jane Fraser, directora ejecutiva de Citigroup para América Latina. “Hay una gran alineación en nuestras agendas”.