Exigen justicia

AVC Noticias

Acultzingo.- Pobladores de Tecamalucan denunciaron que los más de 20 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y Fuerza Civil que arribaron en unas 10 unidades, se negaron a auxiliar a los jóvenes que fueron acribillados la noche del pasado sábado, de los cuales dos murieron desangrados y cuatro más sobrevivieron al ataque.
Con la exigencia de justicia y se garantice la seguridad pública en el municipio de Acultzingo, más de un centenar de habitantes mantuvieron bloqueada por más de 14 horas la carretera federal Orizaba-Tehuacán, a la altura de la entrada a la congregación de Tecamalucan, afectando a miles de habitantes de los estados de Veracruz y Puebla.
“Tecamalucan está de luto”; “Gobernador pedimos de su apoyo”; “Tecamalucan exige justicia”; “No más perdidas de personas inocentes”; fueron algunas de las consignas que pegaron en un autobús de la línea ChyC que atravesaron en la carretera los manifestantes.
Alrededor de las 13:00 horas arribaron elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para dialogar con los familiares de los jóvenes atacados a balazos y fue en punto de las 13:35 horas cuando se reabrió la carretera.

Dos muertos
Este domingo se confirmó el fallecimiento de Alan Yair Alamillo Cid, universitario de 19 años, a quien sus familiares señalaron como microempresario, deportista y reserva de los Tiburones Rojos; e Ignacio García Nuñez, a quien se refirieron como destacado deportista y estudiante de telebachillerato.
Los lesionados Jesús Ángel Cabrera Jazmín, alias “El Choclo”, de 23 años, locutor de la estación de radio La Comadre; Abraham Gil Olmedo, de 22 años, y Oscar Iván Rosas Cid, de 24 años, todos originarios de Tecamalucan, se encuentran en el Hospital Regional de Río Blanco.
Mientras que Héctor Gil Castillo de 22 años, fue trasladado al hospital Covadonga de Orizaba debido a su estado de gravedad por un impacto de bala que recibió cerca del corazón.

Los hechos
Eran las 20:30 horas del sábado 18 de mayo cuando seis jóvenes estaban afuera de una carnicería sobre el kilómetro 45 de la carretera Orizaba-Tehuacán, y una camioneta blanca se detuvo frente a ellos, de la cual descendieron varios sicarios que enseguida les dispararon. Unos muchachos intentaron correr pero no pudieron escapar.
Ante esto, desde las 21:00 horas los pobladores tomaron la carretera, prendieron fuego a llantas e impidieron el paso de personas y vehículos. Funcionarios de Política Regional nada pudieron hacer hasta el arribo de las fuerzas federales ayer por la mañana. En tanto, familiares de las víctimas revelaron lo que vivieron al ver a los jóvenes malheridos.

Sólo tomaron fotos
“Anoche acá llegaron los policías de la Policía Estatal y de la Fuerza Civil tomando fotos, pensaron que era un espectáculo, y cuando les dijimos que trasladaran a los lesionados a un hospital porque los chamacos se estaban desangrando, nos dijeron que si subían a los heridos a las camionetas se corría el peligro de que fueran alcanzados por los ”malandros“ y los podrían rafaguear, entonces cuál es su función”, dijeron enardecidos los ciudadanos.
Un médico anestesiólogo, familiar de José Ignacio Díaz Reyes que perdió la vida en las afueras de la carnicería Dos Hermanos, relató que “ayer me tocó ir a auxiliar a mi hermano, a mi sobrino y a mis demás amigos y ver cómo se desangraban y morirse en el lugar sin que nadie hiciera nada.
Yo les pedí (a los policías) que nos ayudarán a trasladar y me dijeron que bajo mi responsabilidad, porque yo ya había hablado al Hospital Regional y ya nos estaban aguardando un quirófano para inmediatamente intervenir los heridos, no quisieron, por lo que los trasladamos en camionetas particulares”, afirmó.
Asimismo, los lugareños acusaron al alcalde René Medel Carrera de no haberse acercado a los familiares de las víctimas y tampoco brindar su apoyo en los gastos funerarios.