Deben los ladrilleros modernizar proceso

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

Maltrata.- Por años las tabiqueras del municipio han sido una fuente de empleo para cientos de familias y a pesar de la crisis, y de los pocos productores que sobreviven, la competencia con otros materiales, la falta de apoyo, entre otros inconvenientes, sin embargo, insisten en la necesidad de tener mejores tecnologías para dar valor agregado a su producto.
Recientemente según lo narrado por tabiqueros, surgió una queja de vecinos sobre el humo de los hornos, temiendo la posible intervención de las autoridades y que estas lleguen a sancionarlos o clausurarlos, de ahí que recordaran las propuestas de campaña del alcalde Gustavo Rosas Huerta sobre apoyar a los productores con nuevas tecnologías y técnicas.
Los tabiqueros esperan que el alcalde no olvide sus promesas de campaña y que en lugar de sancionarlos por las posibles afectaciones que ocasionan los hornos, se les capacite y apoye para continuar siendo una fuente de ingresos para las familias del municipio, pues recordaron que con el paso de los años, tabiqueras han tenido que cerrar por la falta de apoyos.
Lamentaron que en el municipio no se haya podido abrir una fuente de empleo que sea suficiente para atender la demanda de familias, dado que las nuevas generaciones deben migrar a otros estados o deben viajar diariamente a otros municipios donde han encontrado trabajo.
“Las tabiqueras sobreviven de puro milagro, ya no hay como antes, tampoco ya no dan tanto empleo como antes, la venta ha caído mucho y si le agregamos que el Ayuntamiento quiera cerrar o multar por el humo del que se quejan los vecinos, se va acabar esto y nosotros nos vamos a la calle”, comentó el tabiquero Emilio Gerardo.