Piden lluvia y buenas cosechas a San Isidro Labrador

Kassandra Martínez
El Mundo de Tecamachalco

Quecholac.- Lluvia y buenas cosechas, son los principales motivos por los que le hacen una colorida celebración a San Isidro Labrador, quien es considerado el Santo Patrono de los campesinos.
Desde tempranas horas, los trabajadores de la tierra se dieron cita en el templo parroquial de Quecholac para afinar los últimos detalles, sobre todo de las andas de las imágenes que saldrían a procesión.
Fue poco después de las 11:00 horas cuando dos esfinjes y un cuadro de San Isidro, salieron de la iglesia de Santa María Magdalena, para dar inicio con el tradicional recorrido.
Niños, adolescentes personas con capacidades diferentes y familias enteras se pudieron apreciar que acompañaron a la caravana y que también participaron en los festejos.
Sin duda alguna, lo más peculiar de esta celebración, fue la creatividad y los colores que los campesinos ocuparon para adornar sus tractores, caballos, burros y sus yuntas de bueyes, sin importar su tamaño.
El templo de la Merced, la calle 3 Sur,la capilla de San Diego, las avenidas Juárez y Reforma,fueron algunos de los puntos emblemáticos por donde pasó la colorida caravana.
Al término de la misma, es decir a las 13:00 horas, se llevó a cabo una celebración eucarística en honor a San Isidro, y al final, el párroco procedió a bendecir a los animales y a las máquinas.
Por su parte, Moisés Ramírez, comisariado ejidal, señaló que es un festejo anual, para el que se organizan con dos meses de anticipación y todos los integrantes de dicha corporación se cooperan para que puedan sacar la fiesta.
Mencionó que la principal intención de llevar a cabo esta actividad, es pedir que se dé una buena cosecha y que sea un año con lluvias bastas, “pedimos que nos vaya bien en la siembra de nuestros maíces, del frijol y de todas las legumbres que sembramos aquí en Quecholac”, manifestó.