Dejan inconclusa limpieza de presas retenedoras

Yamilet Gámez
El Mundo de Orizaba

La meta que se tenía para la limpieza en las presas retenedoras de sólidos en El Infiernillo era de unos 40 mil metros cúbicos, sin embargo, se dieron por terminadas las labores, logrando retirar únicamente 34 mil metros cúbicos de material pétreo.
Norberto Becerra, director de Protección Civil Municipal Ciudad Mendoza, mencionó que los trabajos realizados en El Infiernillo fueron más y mejores que los realizados el año pasado, dado que se alcanzaron los 34 mil metros cúbicos en una longitud de cinco metros de profundidad por 20 metros de ancho.
Recordó que los muros ya están dañados y por ello, consideró favorables los trabajos, toda vez que las labores se efectuaron lejos de los muros para su preservación.
“Por supuesto que es garantía, de acuerdo al trabajo que hicieron, que ahora fue de profundidad”.
Insistió en que los trabajos permiten tranquilidad, no obstante, reconoció que son cerca de 750 personas que viven en zonas de riesgo, la mayoría dijo, se trata de asentamientos irregulares.
La ciudadanía, por su parte, se mostró temerosa de que no se lograron en su totalidad los trabajos para retirar todo el material entre piedras, arena y grava que arrastran las corrientes de agua sobre el río Chiquito.
En este contexto el enlace de Protección Civil Regional, Luis Palma Déctor, indicó que el riesgo siempre va existir, “el trabajo que hicieron de alguna manera minimiza mucho y reduce una posible barrancada, sin en cambio el riesgo siempre va a existir”, dijo.
“En ese sentido tenemos que trabajar de manera coordinada con las instancias municipales, el gobierno estatal, para poder en un momento dado llevar a cabo una etapa de evacuación en caso de que estas presas pudieran ser vulneradas de hecho aunque están las presas cuando tenemos reportes de una posible barrancadaaún así el protocolo de evacuación preventiva se lleva a cabo”, agregó.