Casi lo mata su hermano

edf

De la Redacción

En medio de una disputa por un terreno, un maestro carpintero ingresó a un sanatorio en Orizaba después de ser agredido a palos y con piedras en Soledad Atzompa, por su propio hermano y un hombre más, quienes pensaron que lo habían matado y lo dejaron tirado en la carretera Buenavista-Tetla.
Los hechos ocurrieron al filo de las 6:30 horas de ayer, cuando el carpintero Ángel Hilario Hernández, de 56 años, con domicilio conocido en la congregación de Ilicuapa de Soledad Atzompa, fue emboscado. Derivado de la agresión presentó contusiones múltiples en el cuerpo, así como heridas cortantes en la cabeza.
Ángel Hilario señaló que ayer salió temprano de su casa para trasladarse a su trabajo, pero fue interceptado por su hermano Vicente Hilario Hernández, quien en compañía de Luis de los Santos de los Santos, lo agredieron a palos y pedradas.
Por los golpes perdió el conocimiento y sus atacantes supusieron que estaba muerto, dejándolo abandonado en el kilómetro 3 de la carretera Buenavista-Tetla de la comunidad de Ilicuapa.
Más tarde a las 07:00 horas, fue localizado desmayado por su nieta, quien de inmediato avisó a su familia; sus tres hijos y su esposa acudieron para auxiliarlo y canalizarlo de urgencias al hospital más cercano, ya que se temía por su salud.

Policía impide traslado
Sus hijos lo subieron a un automóvil Nissan Tsuru para trasladarlo a un hospital, sin embargo la patrulla número 078 de la Policía Municipal del Soledad Atzompa, les obstruyó el paso hacia Ciudad Mendoza.
Sus hijos, Ángel y Nabor Zeferino, de 32 y 38 años de edad, sorprendidos por la actitud de los policías intentaron convencerlos de que les permitieran el paso, pero fueron detenidos por los uniformados y los metieron a la cárcel, sin justificación alguna.
En ese momento llegaron unas 80 personas entre hombres y mujeres, con palos y piedras para atacar a la familia, cerrando el paso al vehículo improvisado como ambulancia, según el relato del carpintero Ángel Hilario.
A decir del afectado, estas personas fueron enviadas por Eduardo Ramos, representante de la congregación de Ilicuapa, ya que esta persona está al servicio de Vicente Hilario, quien presuntamente se dedica a actividades ilícitas, por lo que ejerce poder sobre la comunidad.

Protección y amenazas
Ángel Hernández refirió que su hermano Vicente cuenta con el respaldo del juez municipal Bonifacio González, y presuntamente del alcalde y de la síndico de Soledad Atzompa, tras indicar que tenían conocimiento y estaban presentes, pero tras la agresión los dos sujetos no fueron detenidos.
Fue el pasado martes a las 15:40 horas cuando Vicente amenazó a su hermano con hacerle daño, amenazas que cumplió a las 06:30 horas de ayer miércoles, añadió el agraviado en su declaración.
Ante esto, Ángel confirmó que presentó una denuncia penal por homicidio en grado de tentativa, lesiones dolosas calificadas, amenazas cumplidas, además de privación de libertad física cometida en agravio de sus hijos, ante la Fiscalía Regional de Nogales, solicitando que se haga justicia y Vicente Hilario sea detenido y recluido.