Al rescate

Nada de quedarse cruzado de brazos, esperando otro atentado al deporte mismo en Córdoba, en el caso que nos atañe, del estadio Licenciado Rafael Murillo Vidal, dentro de un comienzo de destrucción a su zona de estacionamiento, que tantas y tantas veces se lleno dentro de torneos maravillosos. en aquellas épocas de triunfo y gloria del equipo de los Azucareros de Cordoba, sembrando la semilla aquel Córdoba FC manejado por Ricardo Mancera, ni mas, ni menos que el brazo derecho del mejor entrenador mexicano de todos los tiempos, Nacho Trelles en las filas del Deportivo Toluca.
El DUC, la UVC, los Caballeros de Córdoba, Patriotas, otro equipo que al igual que los Azucareros logró un título de Liga y un ascenso a la Segunda División, el Córdoba del ingeniero Benito Trujillo, el de los llenos impresionantes en el coloso de bolsillo de Santa Margarita, Tiburones Rojos de Córdoba, muchos etcs, en la historia de un querido y legendario estadio, al cual las autoridades municipales lo han estado ignorando olímpicamente, siendo la razón de que de historias futboleras gestadas en nuestra ciudad, no saben absolutamente nada, gente recién nacida, en los largos y provechosos caminos del deporte en Córdoba, primero contemplando como se ha secado la cancha del querido estadio, presentando algo símil al desierto de Sahara, o siquiera al desierto de los Leones, y ahora cortado su estacionamiento, por la construcción de una pista de patinetas, ¡hágame usted favor!
Recomendando a los que supuestamente sostienen el deporte de manera municipal en Córdoba, a que lean, se informen, y ya no den bastonazos de ciegos. A una sede deportiva como el Murillo Vidal se le debe de respetar de la pe a la pa, estadio que abrió sus puertas, en aquella inauguración inolvidable enfrentando el equipo cordobés que ya había alcanzado una Segunda División (hoy Liga de Ascenso), nada menos que a la Selección de China, luego llegaría la Selección de Bermudas, inclusive la de Guatemala, en el partido en que llegó a jugar una Selección Mexicana a nivel juvenil, en un partido amistoso que terminó en una tórrida guerra, la Selección Paulista del propio Brasil en una gran promoción sostenida por Benito Trujillo.
Inclusive con la acción de un partido oficial de Primera División Profesional cuando el Veracruz recibió al Puebla por motivo de tener vetada la cancha del Estadio Luis Pirata de la Fuente por una fecha.
Señores que han ido destruyendo al futbol profesional en nuestra ciudad, lean, documéntense, y sepan siquiera colocar una coma, o un punto y aparte dentro de la historia deportiva rentada de nuestra bella ciudad.
No es una lucha a muerte, pero si una pugna de sentidos comunes, que por lo que se ve en la esquina contraria no existen.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz