Sentencian a secuestrador de Romano

José Luis Sánchez Canchola "El Canchola", quien organizó el secuestro del director técnico Rubén Omar Romano (foto), fue condenado a 31 años de prisión y a 6 mil 744 días de multa.

Agencia Reforma

CdMx.- José Luis Sánchez Canchola “El Canchola”, quien organizó el secuestro del ex futbolista y director técnico Rubén Omar Romano, fue condenado a 31 años con 25 días de prisión y a 6 mil 744 días de multa.

Óscar García Vega, Juez Segundo de Distrito en Procesos Penales Federales del Estado de México, lo halló culpable de los delitos de delincuencia organizada y privación ilegal de la libertad, en la modalidad de secuestro, informó la Fiscalía General de la República (FGR).

“El Canchola”, quien también utilizaba los alias de José Luis Canchola Sánchez, Leonardo Sánchez Sánchez y Leonardo Canchola Sánchez, es uno de los líderes de bandas de secuestradores más sanguinarias de los años 90.

Al lado de Andrés Caletri, lideró una banda de plagiarios de la que eran parte Benito Vivas Ocampo, “La Víbora”, y Modesto Vivas Arzúa, “El Viborón”.

Sánchez Canchola se fugó dos veces de la cárcel, la primera vez el 25 de diciembre de 1995, del Reclusorio Preventivo Oriente, y la segunda el 29 de marzo del 2003, del Reclusorio Sur.

El 23 de enero de 2004 fue recapturado por la Policía Federal y la Judicial de esta capital en las inmediaciones de la Central de Abasto y fue recluido en el Penal de Santa Martha Acatitla.

De acuerdo con las investigaciones de la FGR, desde este centro penitenciario planeó el secuestro de Rubén Omar Romano, mismo que sus lugartenientes llevaron a cabo el 19 de julio de 2005, después de una práctica en las canchas del Cruz Azul, equipo del que era director técnico.

Romano permaneció 65 días en cautiverio y fue liberado en medio de un operativo implementado por la entonces Agencia Federal de Investigación de la FGR.

Derivado de este caso, la FGR obtuvo una orden de aprehensión en su contra y fue cumplimentada en reclusión en octubre de ese mismo año.

Una vez que le ejecutaron el nuevo mandamiento judicial por el caso de Romano, “El Canchola” fue trasladado al Centro Federal de Readaptación Social Número número 1, conocido como el Altiplano, en el Estado de México, donde a la fecha se encuentra.