Rescatan a 148 migrantes

José Juan Cruz
El Mundo de Tehuacán

Amatlán.- Deshidratados, sin comer, y amontonados en una caja seca con al parece doble fondo, con solo tres ventiladores, fueron hallados la tarde de ayer 148 migrantes centroamericanos, entre ellos 65 niños, algunos bebés, en la autopista Cuitláhuac-Córdoba, a la altura de Rancho Trejo, municipio de Amatlán de los Reyes.
Tres presuntos “polleros” fueron detenidos por policías federales. Al lugar acudieron elementos de la Fuerza Civil y de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), quienes lograron el rescate de los centroamericanos.
Los migrantes fueron trasladados a las instalaciones del Servicio Nacional de Migración con base en Fortín.

El reporte
Una llamada anónima por parte de conductores que circulaban sobre el carril con dirección a Orizaba, alertó al personal de Caminos y Puentes Federales (Capufe) sobre un vehículo rotulado con logotipos de una empresa de paquetería y mensajería, presuntamente abandonado, y del cual fueron vistos algunos sujetos en la parte superior de la caja.
Al lugar se trasladaron policías federales quienes lograron la detención de tres presuntos polleros y el aseguramiento de la unidad, la cual contaba con reporte de robo.
Elementos de distintas corporaciones arribaron para custodiar la zona, pero para ese momento, un grupo de aproximadamente 30 migrantes habían escapado y fueron vistos en las inmediaciones del bulevar Peñuela-Córdoba.

El auxilio
En el interior de la caja seca, viajaban 148 migrantes de distintas nacionalidades, entre ellos 65 menores de edad. Hombres, mujeres, niños y recién nacidos procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras, abordaron el “transporte” en la frontera de Chiapas, pero una falla mecánica obligó al chofer a detener la unidad de manera definitiva, por lo que permanecieron más de 4 horas en el interior a más de 36 grados centígrados.
Técnicos en Urgencias Médicas de la Cruz Roja, grupo Sirena de Amatlán, Córdoba, Yanga y Cuitláhuac, se presentaron en el punto para prestar la atención prehospitalaria al grupo de indocumentados, quienes presentaron cuadros de deshidratación, y dos de ellos, una bebé de dos meses y un hombre de 30 años tuvieron que ser trasladados de emergencia al Hospital General de Córdoba (antes Civil Yanga), al presentar deshidratación severa.