Consejo de Guerra

Pagó Fidel Kury y solo cabe esperar a que la Federación Mexicana de Fútbol inicie su consejo de guerra, en contra del controvertido directivo, dueño absoluto de los Tiburones Negros del Veracruz, dentro de un juicio en donde todavía existen deudas, inclusive avaladas por FIFA de nulos pagos a jugadores que de una manera u otra llegaron al seno porteño, solo a causar decepciones y frustraciones por doquier, inclusive existiendo denuncias a nivel internacional del nulo pago del hombre de la aleta sobre la espalda, que según el, todo ya se encuentra arreglado.
Según sus palabras llevando por delante el pago de los 120 millones de pesos, como seguro de vida para un equipo que realizo un torneo indigno, deportivamente hablando, y no por nada fue considerado el peor equipo del mundo a nivel de Primera División Profesional, Don Fidel ya hace planes y hasta invitaciones para el bautizo de los nuevos Tiburones, sobre una cancha de juego, indicando que todo lo que olía a gas, y causaba repudio y hasta asco, en los verdaderos aficionados que han entregado lo mejor de si a la causa del Veracruz, ya quedó lo debidamente archivado, no sabiéndose propiamente por conducto de quien, o de quienes, se llevara al cabo el milagro de una plena resurrección, si es que finalmente sale inocente de ese consejo de guerra, que de manera inevitable la Fedaración ya le ha dado comienzo, estando en la silla de los acusados el propio amo de los porteños.
Lloviéndole todavía acusaciones de no pago, a su supuesta palabra de honor, empeñada a aquel grupo de jugadores que manejados por Memo Vázquez, que procedió a salir del infierno porteño. hacia la gloria del Necaxa, colocado en una liguilla, botín que supuestamente se iban a agenciar jugadores, entre malos y peores, desarrollando su trabajo en un terreno de juego, por el hecho de haberse salvado de quedar en el ultimo lugar, sitio a donde se fueron de bruces los Lobos BUAP, con todo y el rock de la cárcel interpretado por Paco Palencia, es tiempo de que las deudas siguen volando a la manera de un satélite, alrededor de las finanzas del equipo del Veracruz.
Y aunque una supuesta felicidad de haber dejado atrás y ya plenamente archivados los problemas de deudas por doquier por parte de la directriz del Veracruz, esta campeando por sus respetos, o por sus bromas crueles, en la propia boca y actos del señor Kuri, mejor a esperar la resolución del casi siempre llamado Santo Oficio, vulgo Federación Mexicana de Futbol, que mas o menos en menos de un mes, o tal vez llegando a los treinta días de deliberaciones, y actos de venganza, en contra de todo lo que pueda seguir produciendo el Presidente de los Tiburones Negros, decretara la culpabilidad o inocencia del mas controvertido y polémico mandamás que ha tenido el equipo del Veracruz en su historia.
Aunque ya existen 120 millones de razones para perdonarlo y darle el indulto al Veracruz.