Tunden a GoT por error

Agencia Reforma

Un vaso de Starbucks que apareció por equivocación en el episodio de este domingo de Game of Thrones generó cientos de burlas de los fans y detractores de la serie.
En “The Last of the Starks”, el cuarto capítulo de la octava temporada, dicho objeto se pudo observar al minuto 17:39, en un encuadre junto a Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) en un momento decisivo de la trama.
En Twitter, varios usuarios criticaron el error, asegurando que por el presupuesto invertido en la última temporada de la serie (15 millones de dólares por episodio), no deberían existir estos tropiezos.
Bernie Caulfield, uno de los productores ejecutivos del show, se disculpó por la equivocación.
“¡Lo sentimos mucho!”, señaló en una entrevista con la cadena de radio WNYC. “Aunque bueno, Westeros realmente fue el primer lugar donde, ustedes saben, hubo un Starbucks”.
El productor defendió al departamento de arte de la serie por este desliz.
“La gente encargada de la ambientación, la decoración y la utilería trabajan y se enfocan al mil por ciento. Así que si eso (el vaso) es lo peor que la gente ha encontrado, creo que no nos afecta mucho”.
A través de un comunicado enviado a Variety, el director de arte de Game of Thrones, Hauke Richter, dijo que la gente exageraba respecto al error, pues no es algo común que suceda dentro de la serie.
“Usualmente nos aseguramos de que esto nunca pase. El rodaje había sido muy demandante y parece que después de filmar un agotador episodio tres, este objeto fue olvidado por alguien exhausto del equipo”.
Richter dijo que el vaso no era de Starbucks, sino de una cafetería local de Banbridge, en Irlanda del Norte, donde se rodó el cuarto capítulo.
Esto no detuvo al equipo de Starbucks para que también bromeara al respecto en Twitter.
“Estamos sorprendidos de que ella (Daenerys) no pidiera una Bebida de Dragón”, escribió la cadena.