Recorriendo el mundo llegó a Córdoba

Alan García
El Mundo de Córdoba

Yasik Smirnoff, un joven viajero de 25 años que ha recorrido 142 países sin dinero, con poca ropa y su mochila, llegó a Córdoba.
En su travesía, Smirnoff ha estado a punto de morir tres veces, sin embargo, su único objetivo es comprobar que el espíritu altruista de la humanidad es un común denominador en el mundo y que para ser feliz hay que acumular experiencias y habilidades.
A su llegada a la ciudad, el aventurero de Siberia, Rusia, quien radica desde hace varios años en Puebla, platicó con El Mundo sobre este sueño que emprendió a sus 18 años, dejando una vida prácticamente perfecta, ya recibido como físico, con una beca para estudiar en China, fundó su propia empresa de miel artesanal en el país asiático y se había casado.
“Después de un rato levanté mi cabeza y pensé que no estaba feliz con mi vida, estuve seis meses de monje en Tíbet, la cosa es que soy muy imperativo no puedo estar sin hacer algo y fue a viajar cinco años sin dinero, tres sin internet, sin teléfono y solo con una mochila pequeña, tenía una filosofía media loca”, expresó.
A través de una página web donde se postulaba, podía ir como parte de la tripulación en embarcaciones privadas para cruzar los océanos.
A los 21 años ya había visitado 107 países, actualmente, a los 25 ha pisado 142 naciones; el continente americano lo ha recorrido completamente. El alojamiento, la comida, el transporte, su ropa y hasta sus cortes de pelo han sido gratis gracias al buen corazón de las personas.
Recuerda que los lugares más peligrosos del mundo que ha conocido son El Congo, Siria, Sudán y en Somalia, donde un grupo armado le apuntó con un fusil AK-47 y le preguntaron si era americano, pero al contestar que era ruso no le hicieron daño.
En su viaje, Yasik ha dado conferencias en distintas instituciones y organizaciones. El objetivo es lograr inspirar a las personas para que emprendan sus propios proyecto y puedan traspasar las fronteras.