Matan a dos mujeres y hieren a bebé

Agencias

Tabasco.- Una familia fue atacada a balazos cuando se trasladaban a bordo de un vehículo, resultando madre e hija muertas, mientras que un bebé de ocho meses fue herido en la espalda y otro menor de 10 años recibió un impacto de bala en la pierna derecha.
A menos de 48 horas de la masacre ocurrida en Minatitlán, Veracruz, donde mataron a 14 personas, entre ellas un niño de un año de edad, otro bebé se ve involucrado en medio de un ataque armado.
Las fallecidas fueron identificadas como Mariana Lugo Fuentes e Isabela Fernández, madre e hija, ambas oriundas de Comalcalco.
Al parecer, la familia provenía de Playa Dorada e iban para su domicilio.
De acuerdo a información de medios locales, alrededor de las 17:00 horas ambas viajaban con los dos menores en una camioneta SaharaJeep, color blanca, sobre la avenida Lázaro Cárdenas del Río, cuando a la altura del cobertizo de Petróleos Mexicanos se les emparejó un auto Jetta color oscuro.
Del interior del vehículo sujetos dispararon contra la piloto y copiloto de la camioneta, lo que provocó que se impactaran contra un camión de carga. El ataque fue directo a la madre: más de veinte perforaciones fueron contadas en la puerta del conductor de la camioneta.
El bebé fue hallado en el piso llorando y con sangre en la cabeza, mientras que el menor de 10 años, estaba sentado en la banqueta, desorientado y con una herida en la pierna derecha. En un video que circuló en redes sociales desde la tarde de ayer, se escucha a alguien que pregunta al niño si su padre es “El Negro”, a lo que él contesta que sí.
Se especula que los sicarios bajaron de la camioneta a los dos menores para rematar a las dos mujeres, cuyos cadáveres quedaron uno sobre el otro en los asientos delanteros.
Los dos niños fueron trasladados a un hospital y de acuerdo a reportes preliminares, el bebé de ocho meses fue reportado como grave, debido a un rozón de bala que recibió en la espalda, mientras que el otro niño se encuentra estable.
Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Tabasco acudió para el levantamiento de los cadáveres y su traslado al Forense, mientras la Policía se abocó a la búsqueda del automóvil Jetta donde presuntamente se trasladaban los sicarios rumbo a Las Trancas.