Niños se dan un ‘chapuzón’

Raquel Hernández G.
El Mundo de Tecamachalco

Quecholac.- Familias enteras, aprovecharon el Sábado de Gloria para reforzar lazos con sus hijos y tener un rato agradable de esparcimiento para romper con la rutina.
Ayer Sábado Santo, algunos habitantes ocuparon este día para acudir a eventos religiosos, mientras que para la mayoría, fue un día de fiesta y alegría, pues lo utilizaron para divertirse en compañía de familiares y amigos.
Como cada año, las albercas de Quecholac son un lugar muy concurrido por niños y adultos de la región, para divertirse y distraer a los más pequeños de la familia, pues aprovechan las fechas para distraerlos de su rutina, antes de regresar a clases.
Ahí asistieron decenas de visitantes, como la familia Pérez Acero, quienes desde temprana hora se prepararon para disfrutar del día caluroso en las albercas de la región, y tener un grato día de diversión, esparcimiento y convivencia.
Durante el día, pequeños y grandes, se dieron “vuelo” en los diferentes toboganes, en donde entre risas y bromas no dejaron de disfrutar de un día lleno de emociones al visitar las diferentes albercas, las cuales estuvieron llenas de familias.
Juan Carlos Valencia, indicó que cada año espera el día de Gloria, para divertirse con sus amigos y familiares, pues en el lugar se crea un ambiente lleno de alegría y diversión para todos los que asisten.
En el lugar se pudo observar a pequeñines con flotadores, salvavidas, entre otros aditamentos que con anticipación prepararon, así como deliciosos alimentos para compartir en el centro acuático, disfrutando de un hermoso día,
Cabe señalar que los encargados del lugar mencionan que llegan a las albercas más de mil personas, quienes desde muy temprano empezaron a entrar y disfrutar del agua.