Saquean casetas

A las 9:00 llegó el Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos, de Guerrero, que se retiró a las 12:40 a la caseta de Tlalpan. Foto Reforma

Agencia Reforma

CdMx.-La caseta de Tlalpan, en la autopista México-Cuernavaca, ha sido convertida en botín para fondear movimientos sociales.

Puentes vacacionales y fines de semana son aprovechados por organizaciones para levantar las plumas y pedir cooperación a los automovilistas.

Ayer, dos grupos se relevaron para mantener tomada la caseta de cobro por cerca de 8 horas.

Desde las 6:30 sindicalizados de la UAM se instalaron a pedir cooperación voluntaria.

A las 9:00 llegó el Movimiento por la Libertad de los Presos Políticos, de Guerrero, que se retiró a las 12:40, no sin antes avisar a los sindicalizados, que aguardaban a la distancia, que ya podían tomar la caseta otra vez.