Detenido un periodista oficialista por criticar política exterior de Baréin

Foto especial.

EFE

Manama.- Un periodista progubernamental bareiní ha sido arrestado por cuestionar la política exterior de Baréin y acusado de “poner en peligro la paz social” por las autoridades del pequeño reino del golfo Pérsico, tras criticar la guerra en el Yemen y la visita de una delegación israelí.

El periodista es Ibrahim al Shaikh, columnista del periódico progubernamental Akhbar Al Khaleej, tal y como ha informado a Efe un abogado conocedor del caso.

Efe no ha podido confirmar con el propio diario el arresto de Al Shaikh pero se cree que es la persona cuya detención preventiva ordenó anoche la Fiscalía General de Baréin, tras haberlo interrogado por sus escritos impresos y online sobre la coalición militar encabezada por Arabia Saudí que interviene en el Yemen y las relaciones del reino con Israel.

Al Shaikh ha sido uno de los principales defensores de las políticas de Baréin a nivel interno, incluida la dura represión contras los opositores y activistas desde el intento de revuelta popular en 2011, en el marco de la Primavera Árabe.

También ha apoyado, en su medio escrito y en las redes sociales, la actuación de la coalición árabe, de la que Baréin forma parte junto a sus vecinos del golfo Pérsico.

La semana pasada publicó una columna en la que criticaba a la cadena de televisión Al Arabiya, de Arabia Saudí, por decir que la coalición había logrado avances en el Yemen, lo que el periodista consideró que iba en contra de la credibilidad de la alianza militar.

Al Shaikh también ha criticado en internet la visita de una delegación israelí a Manama, encabezada por el ministro de Economía, Eli Cohen, programada para esta semana pero que no se sabe si finalmente tendrá lugar.

La participación de la delegación de Israel en el un foro sobre emprendimiento ha generado una gran polémica y la oposición del Parlamento, así como amenazas de algunos grupos radicales, por lo que el viaje podría quedar anulado.

Baréin, al igual que la mayor parte de los países árabes, no mantiene relaciones diplomáticas con Israel, al que no reconoce como Estado, aunque los países del golfo se han mostrado recientemente más abiertos hacia ese país y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, visitó Omán en octubre del año pasado.