‘Bordandolos sueños’

Cortesía Carmen Lara
El Mundo de Orizaba

Además de tener risas, juegos y diversión, en la Feria Expori, podemos encontrar diferentes prendas tradicionales de la región e incluso de otros estados. Las artesanías textiles fueron una actividad destacada en la antigüedad que formó parte activa de la vida cotidiana de la sociedad.
Heriberto Bernardino Bernardino, es un artesano tejedor de Oaxaca, este es el primer año que participa en la feria, mencionó estar muy emocionado por venir y mostrar un poco de lo que él hace.
“Yo comencé a tejer desde muy pequeño. De donde yo vengo, las mujeres son las que prácticamente se dedican al bordado, sin embargo, a mí me gusta, yo aprendí viendo como bordaba mi mama y mis hermanas”, mencionó.
El tiempo de bordado de una prenda puede variar, en una blusa se llevan casi dos días, tomando en cuenta que se compra la manta y el hilo, para poder realizar los cortes de la pieza y posteriormente comenzar a bordar; la ganancia que tienen esta entre los 20 y 30 pesos por blusa. Los precios de los productos que ofrece varia; depende del tiempo y bordado, entre más bordado tenga, es más costosa, sobre todo por el tiempo invertido a cada detalle; la más económica es de 400 pesos y puede llegar hasta los mil 500 pesos. También cuentan con el “Telar de Cintura”, una de las primeras técnicas de bordado, en esta ocupan algodón natural, el cual tiene todo un proceso y el tiempo de elaboración en telar de cintura, puede ser desde los dos meses, hasta un año completo.
“La verdad, la gente no llega a comprender el valor de ese producto y hasta piden menos, cosa que no debería ser así, si ellos pagarán el bordado por día el precio serio muchísimo más caro, por eso yo siempre explico el proceso para que la gente sepa y valore más lo que va a comprar”, señaló.