Encuentran deficiencias en penales de Veracruz

Jessica Ignot
Diario El Mundo

Los Centros de Readaptación Social que hay en la entidad presentan deficiencias, primeramente por el autogobierno y co gobierno, es decir, la operación de grupos delictivos al interior de las cárceles estatales que cometen diversos delitos como la extorsión y soborno.
Lo anterior, de acuerdo al Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2018 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, donde coloca a Veracruz en una calificación reprobatoria junto con los estados de Sinaloa, Zacatecas, Hidalgo, Guerrero, Nayarit, Baja California Sur y Tamaulipas.
El diagnóstico busca verificar que se garantice una estancia digna a las personas recluidas en los centros penitenciarios del país, así como contribuir al funcionamiento adecuado del sistema penitenciario para que esté dotado de infraestructura, así como de normatividad y de los recursos humanos necesarios que garanticen una reinserción social efectiva, a través del acceso a las actividades laborales, de capacitación, educación y salud.
De acuerdo al reporte, los centros de reinserción social de Poza Rica, Tuxpan, Acayucan y Amatlán obtuvieron calificación reprobatorias; mientras que los de Coatzacoalcos, Pacho Viejo y Papantla, aprobaron con 6.
Se registró insuficiencia de personal de seguridad y custodia, ejercicio de funciones de autoridad por personas privadas de la libertad, es decir autogobierno de células delictivas.
Presentan deficiencias en la separación entre hombres y mujeres, de programas para la prevención y atención de incidentes violentos, falta de prevención de violaciones a derechos humanos y de atención en caso de detección.