Municipio indígena mexicano recupera la elección a mano alzada sin partidos 

Foto especial.

EFE

Oxchuc.- El municipio de Oxchuc, en Chiapas, celebró este sábado unos comicios mediante la elección a mano alzada y sin presencia de partidos, como prevé el sistema de usos y costumbres indígenas.

Aunque la población había aplicado este mecanismo en alguna otra ocasión, esta será la primera vez que la autoridad electoral y el congreso estatal reconocen los resultados de esta elección tras una larga batalla de los indígenas tzeltales.

Gabriel Méndez López, uno de los impulsores de la libre determinación de los pueblos indígenas, dijo que son 10 candidatos que participan en la elección a la alcaldía de Oxchuc, de los cuales 5 son hombres y 5 son mujeres.

Oxchuc tiene un padrón de 35 mil electores repartidos en 120 comunidades.

El activista señaló la concurrencia de partidos políticos en los comicios locales ha provocado hasta ahora muchos problemas porque han contribuido a dividir a la población.

El presidente consejero del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas, Oswaldo Chacón Rojas, celebró “el ánimo de civilidad con que la ciudadanía de Oxchuc acudió el día de hoy a la plaza central de la cabecera municipal” para realizar la votación a mano alzada.

“Todos fuimos testigos de que este municipio vivió una situación muy complicada un contexto de violencia a raíz de la elección ordinaria del 2015, conflicto que polarizó al municipio que llevó a la destitución del presidente municipal y a litigios en los tribunales”, recordó.

De este conflicto derivó en 2016 una solicitud realizada por un comité de pobladores, la Comisión Permanente por la Paz y la Justicia de Oxchuc, para exigir su derecho a elegir a sus autoridades mediante los usos y costumbres tradicionales de los pueblos indígenas.

El tribunal electoral de Chiapas garantizó el derecho a este tipo de consulta, después que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) justificara las raíces originarias del municipio.

Los habitantes de la población fueron consultados sobre el proceso de elección que debía imperar en el municipio y un 60% decidió instaurar los usos y costumbres indígenas.

Durante la elección, a la que acudieron miles de personas, los 10 candidatos fueron subiendo al templete para someterse al escrutinio de los habitantes.

El profesor Alfredo Santiz fue el candidato que logró una mayoría clara de manos alzadas.

En estos comicios, la autoridad electoral solo participó como observador y deberá calificar su validez el próximo 22 de abril.

En México se conoce como sistema de usos y costumbres a la forma de autogobierno practicada por muchos municipios de población indígena para reglar la vida de la comunidad, algo reconocido en la Constitución mexicana.