Va plan de justicia para indígenas

Armando Landa
Corresponsal

Xalapa.- Con motivo del centenario luctuoso de Emiliano Zapata, el magistrado Edel Alvarez Peña, presidente del Tribunal Superior de Justicia en el Estado, puso en marcha el “Plan de impartición de justicia para las personas, comunidades y pueblos indígenas”.
Precisó que el Plan busca dotar a este sector de la sociedad de mecanismos que salvaguarden los derechos humanos y satisfagan su pleno acceso a la justicia que imparte el Estado.
En presencia del gobernador Cuitláhuac García Jiménez y del diputado José Manuel Pozos Castro, presidente del Congreso del Estado, hizo saber que tomaron como base el Plan Veracruzano de Desarrollo 2018-2024 para emprender dicha labor.
“El Poder Judicial en Veracruz ha decidido atender la demanda de la justicia indígena y con ello desde nuestro frente de acción aportar lo necesario para que las políticas públicas que buscan la paz, la igualdad y la justicia de los estratos más débiles de nuestra sociedad, se cumplan”.
Además, significó que la reivindicación que se le debe a los pueblos originarios es una deuda histórica, misma que “quienes hoy formamos parte del servicio público debemos cumplir”.

Más de 500 en prisión
A su vez, Juan Hernández Ramírez, poeta, defensor de las lenguas indígenas y galardonado con la Medalla Adolfo Ruiz Cortines en 2018 que otorga anualmente el Congreso del Estado, destacó:
“Las etnias originarias festejamos este acierto por ser Veracruz el primer estado de la República en presentar este plan que nos hace visibles como sujetos de derecho ante la legislación y órganos jurisdiccionales encargados de la procuración e impartición de justicia”.
Dio a conocer que más de 500 “hermanos indígenas” están recluidos en los diferentes reclusorios de la entidad, por lo que propuso la instalación de una mesa de análisis de los expedientes de personas indígenas “con el fin de que logren su libertad”.
Dicha mesa, estaría integrada por un representante del TSJE; la Fiscalía General del Estado, la CEDH, el Director de Reinserción Social, el Instituto Nacional de Pueblos Indígenas “y un servidor fungiría como observador”.