Una historia de amor

Agencia Reforma

El Abierto Monterrey de tenis, hoy llamado Abierto GNP Seguros, ha crecido en su década de vida, pero ni los años han cambiado a su reina consentida: Anastasia Pavlyuchenkova.
Fue el 7 de marzo del 2010 cuando comenzó el romance entre el suelo regio y la rusa, quien con 19 años ganó en el Sierra Madre Tennis Club, entonces sede del evento, la primera corona de su carrera.
Han pasado 9 años de aquella victoria sobre Daniela Hantuchova y Nastia tuvo que agrandar su vitrina para los 12 títulos que tiene hasta hoy, cuatro de ellos en Monterrey.
“Es difícil explicarlo, es uno de mis torneos favoritos, me gusta estar aquí, me siento muy cómoda. Me gusta la forma de ser de las personas, aparte he estado trabajando duro, creo que me siento más relajada, no sé cuál sea la razón. Me gustan las condiciones de aquí”, compartió Pavlyuchenkova en entrevista con la Agencia Reforma.
Tras el 2010, la hoy tenista de 27 años también se llevó la gloria en las canchas duras de Nuevo León en el 2011, 2013 y 2017, edición en la que le ganó el trofeo a la alemana Angelique Kerber, quien llegaba como flamante campeona del Abierto de Estados Unidos de unos meses antes.
Pavlyuchenkova ha tenido un arranque arrollador en el Club Sonoma, cediendo sólo tres games en las primeras dos rondas, y si quiere pelear por el título nuevamente, primero tendrá que sortear a la ex número uno del mundo Victoria Azarenka en cuartos de final. Sea cómo sea, Pavlyuchenkova es una de las consentidas del tenis en especial en Monterrey.