Prevén migración por agua

Alejandro Aguilar
El Mundo de Córdoba

Para el año 2050 se prevé que las personas que viven en la costa veracruzana emigren a zonas montañosas como la zona de Córdoba, debido a las sequías y los efectos del cambio climático, advirtió el biólogo Guillermo Montealegre Quintero. Señaló que el problema de la ciudad es el crecimiento urbano y la escasez del agua que se agudiza año con año.
A partir de 1992 la ONU adoptó de la resolución efectuada en Río de Janeiro, Brasil, celebrar cada 22 de marzo el Día Mundial del Agua. Con el fin de acelerar las iniciativas encaminadas a hacer frente a los desafíos relativos a los recursos hídricos, la Asamblea General proclamó el período 2018-2028 como el Decenio Internacional para la Acción “Agua para el Desarrollo Sostenible”. Este 2019 el tema que se enarbola se denomina “No dejar a nadie atrás”.
El biólogo Guillermo Montealegre Quintero, recordó que los trastornos climáticos, como el fenómeno de El Niño, se presentan desde hace 25 años en todo el planeta, los cuales provocan cambios atmosféricos, de temperatura del agua y de la evaporación que impactan en las especies marinas e incluso terrestres.
Señaló que a partir de estudios de la Universidad Veracruzana se hacen propuestas concretas para que el gobierno estatal las retome, como prever las diversas en los diversos cultivos, como cafetaleras y cañeras, así como el ganado.
“Para el 2050 se prevé que las personas que viven en la costa del estado de Veracruz y de otras regiones de la entidad tengan que emigrar a zonas distintas por el aumento del nivel del mar y por la sequía provocará este tipo de movimientos sociales, migraciones hacia el centro del estado, abandonando quizá las costas de Veracruz”, externó.
Refirió que una de las pruebas más palpables del cambio climático en la región es la presencia del mosquito transmisor del dengue y de otros como el zika; estos insectos, originarios del sur y centroamérica buscan otros lugares más apropiados para sobrevivir y reproducirse, como en el centro de Veracruz.
Mencionó en Córdoba los problemas que se profundizan por el cambio climático son el crecimiento urbano y el desabasto de agua que gradualmente provocan una tensión hídrica y en la que se require otras fuentes alternativas de agua y satisfacer la demanda de la población y sectores productivos.

Agua para pocos
Teniendo como fuentes de abastecimiento para la ciudad a Nogales, Dos Ríos y Dos Arroyos y el río Jamapa, apuntó que Córdoba tiene una desventaja geográfica para acceder al agua, porque según la Ley de aguas nacionales se establece la ‘prelación’ para beneficiarse del agua.
“La Ley es clara, el principio prelatorio es primero el quien tenga el agua, si el la necesita será para él si sobra será para quien la más necesite, pero primero los municipios que la están requiriendo y después un municipio como el nuestro que estamos más lejos”.