‘Blindan’ Sabatino para evitar delitos

Kassandra Martínez
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Las medidas de seguridad en el Tianguis Sabatino “La Asunción”, han sido reforzadas para evitar que los vendedores sean acechados por la delincuencia, señaló Martín González, representante de la mesa directiva del mercado.
Debido a que nadie está exento de ser víctima de un asalto o un delito, el dirigente del tianguis, señaló que harán lo que esté a su alcance para evitar, que la delincuencia corra por los pasillos del recinto.
En ese sentido, Martín González, representante de los comerciantes, de la mano de la Comisión de Vigilancia que está a cargo de Armando Garcés Maldonado y de Sergio Castro, han ideado nuevas formas de cómo brindar seguridad tanto a los agremiados como a los visitantes.
El entrevistado señaló que en primera instancia se tomó a bien despejar los pasillos de la plaza, los cuales estaban abarrotados, principalmente por vendedores de temporada y personas que tuvieran poca mercancía, con la doble finalidad.
“Ya estamos despejando para evitar que en ciertos puntos haya mucha gente y si entran delincuentes, no se metan en medio de todos… estamos procurando que esté despejado para que haya libre acceso”, dijo.
Asimismo, dieron a conocer que ya cuentan con el apoyo tanto de la Policía Municipal y de la Policía Estatal, pues ayudará a que quienes trabajan ahí, y que quienes los visiten se sientan seguros.
Martín González, representante de la mesa directiva, señaló que se les ha pedido a sus compañeros que regularicen sus papeles de circulación, para que en caso de sufrir un atraco, sea más sencillo ayudarlos, tanto como por parte de las autoridades como en el mismo gremio.
“El apoyo que se solicitó con las diferentes corporaciones policiacas, es a nivel distrital, con el objetivo de que los comerciantes lleguen bien a sus destinos”, indicó Armando Garcés representante de la Comisión de Vigilancia.
Finalmente, refrendaron que los rondines, la guardia en el estacionamiento, la comunicación cerrada por parte de los comerciantes, y en el paradero de las combis, son otros puntos en los que “han puesto el dedo” para evitar que se desarrolle un robo.