¡Bienvenida Primavera!

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Lucía Priego de Mañana

Estamos en espera de recibir a la primavera, la estación más hermosa del año, cuando se abren los capullos y las flores pintan de colores los jardines, reverdecen los campos y las aves alegran con sus trinos nuestra existencia; también, en esta temporada las especies animales se aparean y los seres humanos se buscan para amarse. Durante este periodo del año es común que brote la inspiración y el talento de los poetas, que escriben motivados por el ciclo primaveral, como el poeta chileno Pablo Neruda, que expresa: “Tienes ojos profundos donde la noche alea / Frescos brazos de flor y regazo de rosa”, la gran Sor Juana Inés de la Cruz, orgullo de las letras mexicanas que escribe: “Y con ecos suaves, las flores / Y con sus dulces corrientes las fuentes / Y con sus cláusulas de olores, las flores / Y con sus verdes gargantas, las plantas. La poetisa uruguaya Juana de Ibarbourou también crea versos a la primavera cuando redacta: “Rosas para la dulce señora de las flores / Que el páramo de las rosas florezca en el erial / ¡Que la tierra se llene de cálidas fragancias y se cubran de nardos la montaña y el mar! El Sacerdote poeta y escritor Phil Bosmans nacido en Bélgica, manifiesta: “Creo en la bondad de los hombres, como creo en la primavera, cuando veo florecer los amentos (espigas de flores)”. Alfonsina Storni, poetisa de gran sensibilidad nace en Laggagia Suiza, pero emigra muy pequeña con sus padres a Argentina, ella nos comunica: “El rosal en su inquieto modo de florecer, va quemando la savia que alimenta su ser”.
Netzahualcóyotl el rey de Texcoco, gran poeta del mundo Náhuatl nos deja estas bellas letras “Sobre las flores canta el faisán / Su canto despliega en el interior de las aguas / A él responden varios pájaros rojos / El hermoso pájaro rojo bellamente canta”.
A mis amables lectores les digo: nosotros que vivimos en una región paradisiaca y que tenemos el privilegio de disfrutar de una exuberante y bella naturaleza, es conveniente recibir con alegría, el embrujo de las fragancias primaverales y atesorarlas intensamente.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz