Bamba Negra

A Manera de Comentario
Tomás Setién Fernández

Las toneladas de pésima administración a través de demasiados años, conllevo al quinto descenso, ahora casi de a mentirillas, por parte del equipo de los Tiburones Rojos del Veracruz, pudiéndose decir con la mano derecha pegada en donde se encuentra el corazón, que solo un directivo ha podido salvarse de no ser llevado a consejo de guerra y luego recibir la condena multitudinaria, resultando esa rara excepción el inolvidable Don Jose Lajud, que aunque no consiguió títulos con los porteños, en su época solo su cartera sonaba, para realizar contrataciones legendarias, teniendo el ejemplo principal de la llegada al terreno de juego de aquel estadio Veracruzano, de Waldir Pereira Didi, y que decir de aquellas contrataciones mexicanas como las de Guillermo El Campeón Hernández y Jesús Del Muro, produciendo el futbol de los escualos un gran espectáculo.
Teniéndose que colocar la historia de los Tiburones Rojos como el antes y después de Lajud, abundando en demasía los malos presidentes de ese equipo, como Jesús Mantecon elemento nacido en el Puerto que fue uno de los principales responsables del descenso ocurrido en la temporada 78-79 cuando cayeron al abismo dirigidos por Odilón Mireles.
Siendo otro de los nefastos personajes con la batuta de cobre administrando al equipo, aquel tipo de nombre Mohamed Morales mismo que debiéndole a todo el mundo, con sueldos caídos de jugadores casi muertos de hambre, recibió el castigo de la desafiliación del equipo porteño por parte de la propia Federación Mexicana de Futbol, teniendo adeudos más allá de los 40 millones de pesos, siendo tal vez el hecho más negro en la historia del equipo del Veracruz.
Y hasta dentro de la mejor campaña deportiva que tuvo el Veracruz en la época moderna del futbol azteca rentado, con el empresario taurino Rafael Herrerias, quedó aquella mancha imborrable de no presentarse a jugar el último partido de la campaña del 2004 dejando como novias alborotadas al equipo de Chiapas en el terreno de juego del propio estadio Luis Pirata de la Fuente, obedeciendo ordenes mayores, o menores. en eso de los sentidos comunes, ya que nada les haría perder el liderato absoluto en la tabla de posiciones.
Con escasa gloria pensando tanto en el paraíso como en el propio infierno del futbol mexicano profesional, Veracruz solo ha sido campeón en una ocasión dentro de la Segunda División, cuando venció en una final al equipos de San Luis Potosí en el año del 2001 teniendo en su cuadro a grandes jugadores del tipo de Raúl Gordillo, Diego Melillo, Jose Luis Vicent El primer portero prodigio del Tiburon Rojo, German Gords, etc.
Todo hasta desembocar en el torneo actual, en donde se demostraría que si hay quinto malo, en el hecho del quinto descenso de los escualos, teniendo que dar la cara y la cantidad de billetes hasta formar los 120 millones de pesos de su salvación, la directiva precedida por Fidel Kuri Grajales.
Y de llegar esto, a rogarle a Dios que el Veracruz no sea solo un equipo plagado de zombies sobre la cancha, ni que se parezca al otro muerto-vivo, portando el uniforme de Lobos BUAP.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz