Chivas y sus resacas por la Copa

Tomás Setién Fernández
El Mundo de Orizaba

Con un extraño récord por delante, para nada glorioso o triunfal, el de haber llegado a 12 finales de Copa, solo bebiendo el elixir sagrado de la victoria en cuatro ocasiones, con tamañas referencias ya se cree totalmente que los torneos de Copa del fútbol mexicano rentado, desde la legendaria Copa México hasta nuestro días, le provocan terrible cruda al equipo todavía mas querido de todo México, el de las Chivas Rayadas.
Siendo su verdugo implacable el América, el cual lo ha botado del camino hacia el cetro copero en más de una ocasión, también las Chivas Rayadas en la primera ocasión que disputaron una gran final de Copa, sucumbieron ante aquel equipo poderoso y llamativo de los Tiburones Rojos del Veracruz tres goles por uno, siendo al final una decepción el equipo tapatío, luego de haber ofrecido grandes partidos que lo llevaron hacia la gran final, entre ellos una victoria de uno por cero ante el Atlas y una sonora goleada dada al León por marcador final de cinco tantos por uno.
Mientras que los Tiburones Rojos sin cantar nada mal las rancheras, y la propia Bamba, dejaron en el camino antes de vencer al rebaño al ADO de Orizaba, Puebla, y Marte, aquel equipo representativo de la fuerza armada azteca.
Los porteños terminarían venciendo a las Chivas tres goles por uno en la cancha del Estadio capitalino de la Ciudad de los Deportes con los goles, un par de Raymundo El Pelón González y otro de Jose Luis Chito García, único caso en el mundo, de un triunfador y ganador de cetros tanto en el fútbol rentado como en el béisbol profesional mexicano, esto último con la Novena de aquellos fabulosos Tigres del México.