Apagan el infierno

Alex Villanueva
El Mundo de Córdoba

Fortín.- Un incendio de un pastizal que se salió de control ayer en la tarde, provocó la movilización de decenas de brigadistas de Córdoba y Fortín, además de casi 500 vecinos de Villas de la Llave, quienes evitaron que las llamas llegaran a las viviendas.
El siniestro se originó alrededor de las 13:20 horas, a mitad de un lote baldío al cual llegaron los bomberos, quienes sofocaron las llamas, sin embargo, cuando todo parecía controlado, el fuego se extendió.
La ola de calor de ayer, aunado a las ráfagas de viento, provocaron que las llamas crecieran rápidamente, devorando las maniobras de los voluntarios. “Todo parecía tranquilo, pero de repente todo se puso rojo y avanzó hacia las casas”, dijo un lugareño.
Pánico
Al lugar acudieron bomberos de Fortín, quienes se unieron a las labores, sin embargo, el fuego se extendía y poco a poco se acercaba a las viviendas. “No íbamos a permitir que la lumbre nos dejara en la calle, al menos no con las manos cruzadas”, contó una mujer.
Todos los vecinos cuyas viviendas estaban más cerca del fuego, subieron a las azoteas y con cubetas sacaron agua de los tinacos, las cuales lanzaban hacia las llamas, que poco a poco recortaban la distancia.
Del otro lado del complejo habitacional, decenas de personas formaron una “cadena humana” para acercar las cubetas con agua y ayudar a los brigadistas de Cruz Ámbar y Águilas Negras, quienes apoyaban a los “tragahumo”.
Tras varias horas de labores, el fuego fue sofocado y los vecinos regresaron a sus viviendas, mientras que un grupo de bomberos de Fortín y voluntarios de Águilas Negras permanecieron en la zona del pastizal, corroborando que no quedaran brazas que provocaran otro incendio.