Pagan hasta $4 mil al mes por ‘ruinas’

Raquel Hernández G.
El Mundo de Tecamachalco

Tecamachalco.- Sin arreglos, ni acuerdos, para la entrega de las casas de la unidad habitacional Capula, pues propietarios están a la expectativa de lo que ya invirtieron en sus viviendas, las cuales están sin terminar y desmanteladas.
En incertidumbre se encuentran futuros propietarios de alrededor de 200 casas de la unidad habitacional Capula, pues a más de dos años no ven ninguna solución, para poder habitar su patrimonio, pues aún están en total abandono.
La constructora y el responsable del proyecto, siguen sin dar respuesta al llamado de los afectados, quienes en frecuentes ocasiones los citan a reuniones para que les den alguna solución, pero los responsables nunca llegan.
Por lo que ahora crece cada día la preocupación y angustia, pues los trabajos están detenidos y las casas en las que ya habían colocado aditamentos continúan siendo saqueadas, ya que se han robado puertas, ventanas, tubería, tinacos, entre otros artículos domésticos.
Asimismo, señalaron que hay mucho dinero invertido y muy poco avance, por lo que cada vez la situación se torna más complicada pues los trámites siguen estancados sin que nadie les dé solución.
Finalmente los afectados continuarán reuniéndose, para buscar una mejor solución, por lo que tomarán alternativas necesarias para salvar su patrimonio.
Cabe señalar que les habían indicado que se entregarían algunas casas, sin embargo, no han sido terminadas, pues los responsables del proyecto y la constructora están gestionando permisos en el ayuntamiento para continuar trabajando.