Los cien días De López Obrador

Hands writing on old typewriter over wooden table background

Octavio Rodríguez Pasquel Bravo

El discurso no empata con sus acciones, él tiene razón en que encontró un país en descomposición por la violencia, la falta de educación, la corrupción, con un poder judicial que sanciona solo un 3% de los delitos que se cometen en el país.

DATO MACABRO
Es la crisis forense que padecemos, la titular de la comisión Nacional de búsqueda de personas. Karla quintana Osuna declaró que 26,000 mil cuerpos encontrados en más de 1,200 fosas clandestinas y otro tanto que sigue apareciendo, el servicio forense no tiene capacidad para identificarlos, muertos anónimos, la agravante que cada día hay más, sus deudos no sabrán ni donde quedaron. Es verdad que es de justicia señalar que de todo ello no tiene culpa nuestro Presidente pero parece que tampoco tiene los tamaños para corregirlos. Recuerdo lo que me dijo mi fraternal y trotamundos amigo Carlos Lartigue con el que coincido plenamente: Morena no es un partido político y AMLO debe tener muchas cualidades como líder social, pero no para el cargo que ahora ostenta, él no sabe que no sabe. Hasta aquí Carlos.
Lo que si sabe repartir son palabras, dinero y créditos a la palabra.
No entiende que los pueblos no son buenos o malos, la diferencia es que en los que menos delitos se cometen se aplica la Ley, algo que en nuestro país no existe, cuando un camión vuelca, se descarrila un tren o hay un escape de gasolina corre el pueblo a tomar lo que no es suyo, no por ser malos es que se han acostumbrado a que todo se vale, hay impunidad para ellos y para las altas esferas que nos gobiernan.
AMLO nombra delitos pero ambiguamente no existen denuncias, ni nombres.
En el colmo de la impunidad después del escándalo en Santa Rosa de Lima, por el jefe del Huachicol “El Marro”, detuvieron a su jefa de finanzas y demás cómplices y fueron excarcelados tanto ella como un policía federal por falta de pruebas.
Funcionarios de Peña Nieto como de la secretarias de Comunicaciones, de Pemex, de Energía exgobernadores y demás involucrados en tropelías pueden dormir tranquilos, -gozando de sus dineros, nada les sucederá-. Rosario Robles se ha de estar frotando las manos.
No aparece en el horizonte una oposición seria, un PRI sin autoridad moral, deseando ser su líder el abominable aplaudidor de Peña Nieto el ex rector de la UNAM. José Narro Robles que dejó con alfileres la Secretaria de Salud, el PAN dividido por las ambiciones de los Calderón que ya debían haber hecho mutis, el PRD no sabemos bien si existe, el más articulado parece ser Movimiento Ciudadano de nuestro paisano Dante Delgado y organismos empresariales, en verdad muy poco.

LA VERDADERA OPOSICIÓN
Con el afán de llegar al poder López Obrador se alió con todos los abusivos, los que querían entrar o no salir del erario, a los que nos chantajean como la C.N.T.E., en todo tiempo exprimiendo al gobierno con peticiones que siempre les son concedidas y al poco tiempo surgen otras exigencias y a volver a empezar, bloqueos como los que sufrió el Puerto de Lázaro Cárdenas en Michoacán, con todo lo malo que acarrea para la economía y la docencia. El mismo López Obrador cuando perdió elecciones secuestró por meses la mitad de la Ciudad de México.
Todo este caldo de cultivo le va a exigir y la gran interrogante es como la irá a resolver, lo enfrentará o seguirá consintiendo a los que entorpecen un buen gobierno.
Su gabinete es un muestrario con varios ejemplos de enriquecimiento: la Cordero, Ebrard, Bartlett y ha perdonado a la maestra Elba Esther a Gómez Urrutia y al señor de las ligas Bejarano esposo de su íntima amiga la congresista Sra. Padierna, ambos líderes de ambulantes.
La mayor oposición llegará de este lastre si no les hace los favores acostumbrados, ya que los utilizó para lograr su gran anhelo: ser el Primer Mandatario de la Nación.
Si el discurso que es bueno no se materializa y la economía decrece, como pronostican los indicadores, sin creer en milagros espero que Dios nos agarre confesados.
[email protected]

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz