Despiden a Fray Rubén

Adriana Estrada
El Mundo de Orizaba

Luego de haber criado a 400 jóvenes en la Casa Hogar del Perpetuo Socorro, ayer miércoles, José Macario Maceda Flores, mejor conocido como Fray Rubén, falleció a causa de complicaciones en su salud. Tenía 88 años.
En un ambiente tranquilo, pero con la tristeza de haber perdido un pilar fundamental en la familia, es como se encuentra la Casa Hogar del Perpetuo Socorro, donde 40 jóvenes se congregaron para despedir a quién les dio su apoyo incondicional, procurando siempre llevar el alimento al comedor de la Casa.
El ataúd es aquel que el Fray tenía en su habitación desde hace un tiempo, tapado con cobijas que resguardaban la madera que algún día lo acogería. Como decía él: “esa es mi casa cuando me vaya”. El ataúd lo realizó uno de sus hijos que decidió ser carpintero y preparó el cajón con mucho orgullo y amor para que cuando llegará el día, saliera del cuarto para resguardar al Fray.
Los “hijos”, ahora unos 20, que viven en la casa han solicitado la ayuda de la población, el Ayuntamiento y el Estado para continuar con su tarea y poder despedir al Fray como lo merece. Será sepultado hoy luego de una misa que se oficiará a las 12 horas para luego partir al cementerio de Jalapilla.