Apoyos sociales no reducen la violencia

Susana Vázquez Gil
El Mundo de Tehuacán

Estudio revela que los delincuentes de Tehuacán no roban por “necesidad”, pues a pesar de contar con bajos niveles de marginación se encuentra dentro de los municipios más violentos país, por lo anterior el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal señaló que los apoyos sociales del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ayudarán a disminuir la delincuencia, pues dichas conductas no están relacionadas con la falta de oportunidades.
En días recientes, la asociación civil antes mencionada dio a conocer un documento en el que se analizaron 234 municipios de México en donde se concentró el mayor número de homicidios, secuestros, violaciones, lesiones, robos con violencia y extorsiones durante el 2018, Puebla abonó con 10 municipios, cuatro de ellos superaron el índice de violencia nacional.
Además se comparó el nivel de violencia con las desventajas económicas, profesionales, políticas o de estatus social de cada localidad, descubriendo que de los 104 municipios más violentos 69 de ellos presentan un nivel de marginación “muy bajo”; 28 “bajo”, en seis “medio” y sólo en uno, Chilapa de Álvarez, Guerrero el nivel es “muy alto”.
Por lo anterior se determinó que a pesar de los 16 mil millones de pesos que se han gastado en los últimos ocho años el programa de “prevención social del delito”, la inseguridad y la violencia siguen siendo igual o más elevadas que antes en los municipios de México.
Ante esta situación se criticó la propuesta del nuevo gobierno de incrementar los subsidios de manera no focalizada, masiva e indiscriminada, así como la negativa de actuar contra los jefes de grupos criminales y sus adeptos bajo la premisa de que tienen “necesidad”.
Al haber comprobado que no existe relación ente la violencia y la marginación, el Consejo Ciudadano para la Segurida Pública y la Justicia Penal subrayó que los subsidios no han reducido la violencia, ni la reducirán.