Los videojuegos se abren paso como medio para la educación ambiental 

Los milenials y la generación Z son testigos de la adaptación de cómo los videojuegos, que antes no eran considerados dentro del sistema educativo, se convierten en un medio de difusión para la educación medioambiental. Foto EFE

EFE

CdMx.- Los milenials y la generación Z son testigos de la adaptación de cómo los videojuegos, que antes no eran considerados dentro del sistema educativo, se convierten en un medio de difusión para la educación medioambiental.

Estos sistemas de entretenimiento y ahora de educación digital albergan en su programación mensajes medioambientales, permitiendo que desde edades tempranas los niños respeten y cuiden el mundo en que viven y se conviertan en futuros defensores de la naturaleza.

Algunos de los videojuegos con mensaje ecológico más populares en redes sociales e internet a nivel global son “Monster Hunter World” (enfocado a recolectar flora, fauna y recursos naturales en cada área de su mundo); “Beyond Good & Evil” (donde la protagonista, Jade, trabaja documentando la vida silvestre) y los Juegos NOAA (recopilación de juegos de temas oceánicos y aéreos).

Otros como “Clim Way” buscan comprometer a los niños a impedir los impactos del cambio climático en su vida cotidiana, una enseñanza más que necesaria en un mundo cada vez más necesitado de auxilio y de nuevas formas de difundir ese auxilio.

Durante la entrega de premios de la cuarta edición del Concurso Nacional de Videojuegos MX celebrado la pasada semana en Ciudad de México, el videojuego ganador del segmento de edad de 13 a 17 años fue uno enfocado a la ecología titulado “Ciudadano responsable”.

En esta historia, el protagonista tiene que ir subiendo de nivel y la única forma de hacerlo es volviéndose más responsable con su entorno.

El presidente de la Asociación Mexicana de Videojuegos (Amexvid), Andro Miralrio, dijo a Efe que hace años no se apreciaban estudios creadores de videojuegos en México, pero que, hoy día, eso ha cambiado con la irrupción de una ola muy fuerte de jóvenes desarrolladores.

Ya es posible apreciar su creatividad para captar toda la cosmogonía mexicana e introducirla dentro del mundo del videojuego.

“Las temáticas cultural y ecológica son ya parte de los videojuegos. Desde el creador, que lo ve como un entretenimiento, a quien lo juega, que aprecia lo artístico, cultural, medioambiental y educativo”, expuso.

Agregó que “diversos estudios internacionales han determinado que una de las mejores maneras de aprender son los videojuegos”.

Estos nuevos métodos de aprendizaje están poco a poco abriéndose camino en el gusto de los jugadores, quienes ven en los videojuegos el estímulo perfecto para su educación, gracias a su naturaleza interactiva, que permite la aplicación de la teoría de otra forma.

También potencia el trabajo en equipo, la iniciativa, la toma de decisiones y las habilidades que impulsan la participación social.

El “Informe Young Business Talents: La visión del profesor”, realizado por Nivea y Praxis MMT, indica que hoy día el uso de métodos lúdicos en el aprendizaje de los jóvenes se lleva a cabo de manera ineficiente, pero destaca el potencial de la misma.

Los docentes encuestados indicaron que, en las escuelas donde se incorporó la ludificación, más de 85% de los estudiantes aprobaron la asignatura de Economía.

Además, los resultados de los exámenes de admisión a la universidad certifican que los alumnos de escuelas con acceso a videojuegos educativos obtienen calificaciones superiores a las de los centros que no los utilizan.

Por su parte, Kiyoshi Tsuru, representante de Entertainment Software Association (ESA) en México, contó a Efe que “el desarrollo de videojuegos educativos en México está boyante, con productos de clase mundial”.

El experto consideró que los videojuegos son “el mejor embajador de aprendizaje sobre los patrimonios culturales, educativos y ambientales de México”.

Divulgan elementos básicos y complejos del cuidado ambiental, la preservación cultural, la difusión de otros idiomas; valores más obligatorios que nunca para las nuevas generaciones.

Además, concluyó, los videojuegos constituyen el estímulo ideal para el desarrollo de los pensamientos lógicos y abstractos.