¿Sobreendeudado? Libérate paso a paso

Agencia Reforma
¿Tus deudas te quitan el sueño? Salir del bache del sobreendeudamiento no es una misión imposible. Reconoce que tienes un problema y pon manos a la obra.

Diagnóstico
¿No puedes ahorrar cada que tienes entradas de dinero? ¿Tienes mensualidades atrasadas en el pago de tus deudas y cuando lo haces, pagas el monto mínimo? ¿No tienes un fondo para imprevistos? ¿Has evitado hacer la suma de lo que debes? ¿Pagas hasta el súper con tarjeta de crédito y no liquidas el monto total a fin de mes? ¿Contestaste que sí a más de una de las preguntas anteriores? Si tu respuesta fue “sí”, posiblemente estés en una situación de sobreendeudamiento.

Radiografía
Para salir del sobreendeudamiento, el primer paso es reconocer que tienes un problema con el manejo de tus finanzas. ¿Vives esperando el bono de fin de mes? ¿Apenas es junio y ya tienes comprometido tu aguinaldo? Mala señal. Una vez que reconozcas el problema, es hora de poner manos a la obra. Con papel y lápiz en mano, enlista una a una tus deudas. Apunta también tus ingresos y los gastos necesarios para vivir, incluyendo hipoteca, colegiaturas, comida, pasajes, pago de servicios, gasolina. Haz el presupuesto para vivir. Esa será el área en la que puedas moverte en los próximos meses y no puedes excederte.

El remedio
Aunque pagar primero las deudas chicas puede llegar a ser motivante para ti, financieramente te conviene más atacar primero las deudas más caras. Para esto, ve el Costo Anual Total (CAT) de tus créditos en tu estado de ¿Una deuda con otra? cuenta. Ojo: Tienes que pagar todas tus deudas. Este plan es para que veas cuál te está costando más, pero tus compromisos son con todos tus acreedores.

Acércate al banco
Quizá te convenga acercarte a tu institución financiera para negociar un plan de reestructura y, en algunos casos, hasta un descuento. Considera que el descuento te dejará “marcado” en el Buró de Crédito con la clave de quita y no podrás acceder a créditos en los siguientes 7 años. Sé cuidadoso y no acumules más deudas. Recuerda: nadie puede “borrarte” del Buró de Crédito.

 

¿Una deuda con otra?
Agencia Reforma
En algunas condiciones te puede convenir pedir un préstamo, para pagar una deuda que ya te está rebasando. Esto es recomendable sólo si las condiciones financieras son favorables para ti: Si el monto no es mayor a lo que se debe originalmente. Si la tasa de interés es más baja. A veces, si el plazo es mayor, con la finalidad de desahogar el pago a la deuda y que te permita pagar servicios fijos, transporte y comidas sin necesidad de volver a endeudarte.

LUZ AL FINAL DEL TÚNEL
CUIDA TU SALUD
El sobreendeudamiento puede traerte situaciones de estrés.

ENTIENDE LAS CAUSAS.
¿Te sobreendeudaste por desempleo o enfermedad? ¿La raíz está en el desorden o en algo
emocional? Pon en orden tus finanzas, con tu presupuesto y sin gastar por encima de tus posibilidades.

RECOMENDACIÓN:
Genera ingresos adicionales en tu tiempo libre: por ejemplo, dar clases de algo, poner a rodar tu auto. Los bienes son para remediar los males. Busca los activos que podrías vender para salir del bache.