Siempre contigo

Rosario Atanasio
El Mundo de Tehuacán

Hace siete años el destinó los unió y ellos se encargaron de nunca más separarse, Jessica Legorreta y Marco Enrique Romero llegaron al altar de la Iglesia de Sin Nicolás de Tolentino para sellar su amor con un ¡Sí, acepto! ante Dios y sus familiares, de esta forma su bella etapa de noviazgo término para dar paso al feliz matrimonio.
Minutos antes de las siete de la noche la hermosa novia descendió de un automóvil y fue recibida con aplausos y porras, adentro el novio ya esperaba para encontrase con su amada-
Así sonó la última campanada para iniciar con la ceremonia religiosa donde su amor fue bendecido.
Ahí, ante los orgullosos padres, Jessica y Marco prometieron amarse y respetarse para el resto de sus días, se juraron fidelidad y cuidarse siempre.
Una vez entregados todos los símbolos nupciales, el sacerdote anunció que lo ‘Dios ha unido no lo separe el hombre’ entonces los declaró marido y mujer.
Una vez terminada la ceremonia religiosa, los novios festejaron con una gran fiesta de bodas, evento al cual asistieron familiares y amigos para celebrar juntos su amor y nueva etapa.