Los extrabajadores y el Soaicc

Más de treinta años en justa lucha, los extrabajadores del Soaicc en Orizaba. No podía ser menos, dado que con las cuotas descontadas a ellos, el sindicato se hizo de edificios, autobuses, imprenta, mobiliarios y equipo que aún se usa. Son varios cientos de millones de pesos los que a ellos les pertenecen. Lo que hace falta es vender las propiedades y liquidarlos conforme a derecho, a ellos, sus viudas, hijos o nietos.
Ahora que se tiene un gobierno nacional de izquierda (quiere decir de la clase trabajadora), es momento de presionar por medio de las juntas locales de conciliación laboral (estatal o federal), se haga justicia pronta. Lo que pueden hacer los extrabajadores del Soaicc es concertar reunión directa con el presidente de México y exponerle la problemática. El los recibirá y turnará el asunto a quien corresponda, dándole seguimiento y pronta resolución. Hay muchas peticiones laborales que se están resolviendo por este mecanismo.
A los extrabajadores del Soaicc les asiste la razón jurídica para poder exigir lo que en derecho les corresponde, sólo hay que ubicar el canal adecuado, en este caso, la Presidencia de la República. Con el gobernador Cuitláhuac también pueden acercarse. Lo están haciendo otros trabajadores en condiciones similares a los del Soaicc de Orizaba.
Los extrabajadores no deben claudicar su justa lucha, porque los bienes del sindicato fueron adquiridos con la fuerza de su trabajo. Conocemos la historia de ese sindicato, de viva voz de viejos trabajadores, entre ellos amigos y familiares, quienes refieren la férrea dominación y exclusión, que de los trabajadores han hecho los líderes de ese gremio. La lucha obrera en Orizaba y región debiera estar en el centro de atención de los partidos denominados de izquierda. Los partidos de izquierda se nutrían antiguamente de obreros y empleados de las fábricas regionales.
De Orizaba fue un líder de izquierda renombrado, Hernán Laborde, que llegó a ser diputado federal en los años veinte. En la región, principalmente en Orizaba formó un importante grupo de trabajo político, del cual se desprendieron líderes progresistas que defendieron derechos laborales. Hernán Laborde debiera tener una estatua (y no Porfirio Díaz, ¿cuándo se irá?) en uno de los parques de la ciudad. Hombre de letras, sabía de leyes y su oratoria era demoledora contra los esbirros del régimen de gobierno mexicano, en ese tiempo“nacionalista” (ultra derechista, tipo fascista/represor).
Los sindicatos, se dividieron en sindicatos “oficialistas” alineados al gobierno y, los sindicatos “independientes”, que no se dejaba dominar ni corromper por el propio gobierno. Fueron años terribles, donde los llamados “batallones rojos” creados por Carranza, asesinaron a cientos de obreros independientes, para abrirle camino al corporativismo (control obrero oficial), y así dominar la lucha de los trabajadores mexicanos, subordinándolos al Partido Nacional Revolucionario (PNR) y, años después, al Partido de la RevoluciónMexicana (PRM), para finalmente someterlos al PRI.
La izquierda en Orizaba, en abierta lucha contra la derecha encabezada por el PAN/PRD/MC/Panal/Verde, debe levantar cabeza y defender a los extrabajadores del Soaicc en su justa lucha por recuperar lo que por derecho les corresponde…
En otras cosas de la ciudad, los vecinos de la Sur 11 me piden vuelva insistir ante el Cabildo de Orizaba, para el asunto de la ciclovía. Ellos usan la bicicleta como medio de transporte a su trabajo y, por la mañana realizan recorrido sin protección alguna ante atropellamientos. Más que moda, las ciclovías son una necesidad y un derecho a la movilidad alternativa (ecológica, de ejercicio físico, derecho ciudadano a decidir qué medio de transporte usar). Ellos observan una indiferencia de los integrantes del cabildo, en tomar decisiones prontas al respecto. Ojalá que los regidores y síndico municipal presenten el proyecto en su siguiente reunión de trabajo y en el orden del día se debata y apruebe esta iniciativa ciudadana…
Los bomberos se hacen presentes, para recordar al Cabildo promueva iniciativa que los incorpore a la nómina de seguridad pública o de protección ciudadana. Llevan años solicitando su incorporación, para así obtener un sueldo decoroso y otras prestaciones, pero no son escuchados ni su demanda resuelta a favor. Los regidores deben tomar cartas y apoyar votando a favor (son mayoría en el Cabildo de Orizaba) y lograr, justicia a su heroica labor en el municipio. Si hay dinero para un estadio de futbol, ¿cómo no habrá dinero para incorporar a los bomberos a la nómina municipal?…
Por lo menos 20 calles del centro histórico de Orizaba ya debieran estar cerradas para uso peatonal, libre de coches y camiones, que sólo contaminan la ciudad. Un bello centro lleno de árboles y flores que facilite la vida en convivencia. Los orizabeños tenemos derecho a sentarnos a leer, por ej. Diario El Mundo y su buscada sección de opinión, un libro o lo que nos venga en gana, pero tenemos derecho a ello.
Las autoridades no hacen caso, no les importa el desarrollo intelectual de los vecinos. Tienen mentalidad capitalista, sólo invierten donde sacan ganancias, por ej. los parquímetros, teleférico, Poliforum. La derecha se ha caracterizado por su mentalidad mercantil, de lucro. Por ello son adversos a los trabajadores. Si los vecinos y colonos de Orizaba se instruyeran, leyeran y dialogaran en espacios relajantes de la ciudad, no tendríamos las autoridades que hemos tenido hasta el día de hoy…
Urge promover la Feria del Libro crítico y Alternativo de Orizaba. Profesores universitarios se pronuncian en contra de solo hacer una feria del libro por cumplir el protocolo burocrático. Piden una feria del libro que vaya más allá de lo convencional, tradicional y rudimentario. Ya basta de convencionalismos en lo que debiera ser la feria de la ciudadanía. Ojalá participen las universidades, el Tecnológico que siempre está ausente, la propia UV con conferencias propias para la ciudad en tiempos de crisis. No queremos una feria “a modo” del gobierno municipal, queremos una feria crítica, analítica, propositiva que sirva para desarrollar las virtudes ciudadanas…
Bien por Diario El Mundo que cada día se esmera por tener portadas que reflejan profesionalismo y calidad. Los contenidos son variados y puntuales. Su sección de opinión cada vez mejor, orienta artículos a asuntos municipales y regionales. Los articulistas no divagan en temas de lo exotérico ni banalidades propias de periódicos convencionales. Felicidades a su diligente director que día a día muestra la destreza de su profesión.
Como ustedes observan, atentos lectores de Diario El Mundo, hemos dado un breve giro a la forma de exponer nuestra opinión. Todo con el fin de mantener su atención en estos artículos que tienen como objetivo, hacernos mejores ciudadanos. Urgen semáforos para peatones en toda la ciudad. La ciudad de Orizaba necesita humanizarse. La ciudad la hacemos los ciudadanos, no los autos y camiones. Hay que romper la mentalidad capitalista que todo lo quiere convertir en negocio. Hay que exigir a Cabildo asuma sus responsabilidades…
Nos dicen amigos, que viene la muestra de cine alternativo “Ambulante”, y que trae documentales y cintas que tocan temas de la vida en comunidad. Estaremos atentos y apoyando. ¡Saludos amigos lectores de Diario El Mundo!

*Politólogo (UNAM / BUAP). Catedrático. Investigador.

Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz