El FBI fuera de caso de periodista

De la Redacción

La Fiscalía General del Estado y la Oficina Federal de Investigación (FBI) investigan los presuntos delitos de secuestro “sin ánimo de causar daño” en contra del Fotoperiodista de origen norteamericano, John Sevigny y el abuso sexual en contra de su compañera de trabajo, hechos ocurridos el 08 enero.
En conferencia de prensa, el fiscal general del estado, Jorge Winckler Ortiz señaló que iniciaron una carpeta de Investigación y el tema se trabaja de manera coordinada con el FBI, autoridades que están presentes en territorio veracruzano, sin embargo, la afirmación fue desmentida por la misma víctima.
Winckler Ortiz especificó que el fotoperiodista regresó a Estados Unidos, por lo que además de denunciar en la FGE, hizo lo propio con las autoridades de su país.
“Ellos han estado presentes y lo que señala nuestro Código Nacional o la asistencia Consular que tiene PGR, se le tomarán declaraciones a él en Estados Unidos, él ya no está en nuestro país, tenemos una declaración inicial de él y la versión que dijo al gobierno norteamericano”, señaló.
Por ahora la FGE, requirió al fotoperiodista que las declaraciones hechas en Estados Unidos, que no hizo en Veracruz, las haga aquí.
Medios de comunicación a nivel nacional e internacional reportaron la narración del fotoperiodista que había llegado a Córdoba para hacer imágenes de la flora y fauna propia de la región junto con su asistente.

La entrevista
El fotoperiodista negó que las autoridades estadounidenses hayan tomado cartas en el asunto, esto a la afirmación que realizó el fiscal general de Veracruz, además de que no ha procedido legalmente debido a que su recuperación física y psicológica es por ahora su prioridad.
“El comentario del señor Winckler está equivocado, nadie se me ha acercado aquí del FBI, ni se me van a acercar, porque cuando me fui a la embajada hablé con Servicios para Ciudadanos, y cuando empecé a contar la historia me dijeron que el FBI tenía que escuchar la historia”, contó en entrevista para Diario El Mundo.
John pasó un par de días hablando con el FB sobre el caso, pero afirmó que la autoridades no puede abrir casos en México. “Me dijeron no hay nada que podamos hacer, no somos de aquí para urgencias, nosotros nos involucramos cuando escribimos los avisos para turistas, pero no mandaron agentes a Veracruz que yo sepa”, aseveró.
“Estoy absolutamente seguro que Winckler está pensando o se está refiriendo a los comentarios que di al FBI anteriormente, porque no he hablado con nadie que tenga placa aquí en Estados Unidos, o sea no estoy haciendo nada sobre el asunto en cuestión de la ley” reiteró .